martes, 2 de marzo de 2010

MÍRAME A LOS OJOS


Mírame a los ojos, no tiembles al hacerlo,
no hay oscuridad en ellos, sino luz, tu luz.

Me he liberado de cargas y equipajes,
sin embargo llevo fuego en mis raíces,
he limpiado de marcas y recuerdos,
todos los rincones de mi piel.

Solo tu imagen va cosida al tiempo,
vendrá ese tiempo en que estemos unidos,
entonces la mar nos arrullará,
y el sol y el viento nos ceñirán diademas.

Mírame a los ojos, y olvida lo demás,
basta ya de silencios, de oscuridades,
de lágrimas contra el cristal frío de la noche,
que nos une y nos aleja.

Sobrevivámos a nuestros sueños,
remontémoslos tenazmente.

Mírame a los ojos...

JAUMEREI

Foto: Carmela

1 comentario:

Sacra dijo...

No te he mirado todavía a los ojos, pero no me hace falta para verte el corazón, mi poeta favorito.
Y es tan grande, tanto, que casi no cabe en este blog, aunque yo intento reducirle el tamaño, pero, eso sí, sólo el de las letras, no los sentientos que en ellas nos dejas.
Querote meniño.