domingo, 28 de diciembre de 2014

ÁNGEL OJOS NIDO



Regalame tu mirada, Ángel Ojos Nido.
En tus ojos me cobijaré, recogeré, encogeré, hasta puede ser que desaparezca de los ojos de los demás.
Regalame tu mirada Ángel Ojos Nido que necesito tu abrazo pupila hoy, que los míos miran hacia atrás y lloran pensando en los que ya no están.
Y no están porque el cuerpo se les murió, y no están porque de mi se alejaron queriendo o sin querer.
Regalame tu mirada Ángel Ojos Nido, que hoy me duele el pasado y ya no quiero ver más, que juegan conmigo al sentirlos otra vez, al quererlos otra vez, al desear su presencia de nuevo. Y no puede ser por eso mismo, porque el cuerpo se les murió o de mi se alejaron queriendo o sin querer.
Regalame tu mirada Ángel Ojos Nido, que yo cierro mis luceros que cansados ya están de tanto ver, de tanto sentir, de tanto desear porque no hay nada peor que sentir, cuando no quieres hacerlo Ángel Ojos Nido...

martes, 23 de diciembre de 2014

¡¡ Bo Nadal !!



Hoy no podemos centrarnos en las lágrimas de los desahuciados, de los enfermos desamparados, de los que no tendrán ni para turrón, de los que duermen bajo las estrellas, de los que lloran lágrimas de ausencia, de...
No podemos centrarnos en todos ellos, porque no habría ni una sonrisa en nuestro rostro.
Hoy, solo hoy, nos centraremos en la cara de los que nos rodean, de tus padres, de tus hermanos, de tus hijos, de tu pareja... y sonreiremos.
Hoy nos cogeremos de las manos y rememoraremos a los ausentes, pero con sonrisas. Nos cogeremos de las manos y no pediremos un "No Peor", sino un "Sí Mejor". Un próximo año en corro, como ahora mismo,
Así de simple será y así de maravilloso.
Que me perdonen los demás porque hoy no tengo tiempo para ellos, solo para los míos.
No me llaméis egoísta, porque yo soy esa desahuciada, esa enferme desamparada, que no tiene ni para turrón, que duerme bajo las estrellas, que llora lágrimas de ausencia. Yo soy esa que coge de las manos a los suyos y desea un "Si Mejor".


Aunque siempre, siempre me acordaré de vosotros. ¡¡ Bo Nadal !!

Foto: Carmela.

sábado, 1 de noviembre de 2014

PETALOSALVUELO.BLOGSPOT.COM


Shuu mi niño, no te despiertes.
Solo venia a acariciar tus sueños. besar tus mejillas,  cuentos al oído, mesar tu cabello, Acogerte en mi regazo para que no tengas miedo, para que ya nada temas.
Que la noche es muy larga y que sé que tienes frío, que la oscuridad te ciega y el silencio te estalla.
Shuu mi niño, no te despiertes.
Solo soy fantasma de letras perdidas, de sueños borrados, esperanzas frustradas, de llantos lejanos, de risas calladas.
No me reproches el tiempo perdida. Que no sea aquella que te alimentaba, que te daba alas o te las cortaba, que vertía lágrimas o carcajadas. Que no se aquella que en ti dibujaba sus sueños, sus llantos, sus risas crisálidas.
Shuu mi niño, no te despiertes que e tengo que ir. Que me llama a gritos el condena a silencios, el ciega miradas, el borra almas, el dedos muertos.
Shuu mi niño...


Foto Carmela

domingo, 17 de agosto de 2014

ZAPATOS


Y pasan los años, y mis suelas se gastan y vuelta a comprar otros.
A punto estuve de dejarlos ir, que el mar los llevase lejos de mi, donde yo no pueda acabar con ellos recorriendo historia de mi vida que luego tenga que recordar.
Porque tras la suela gastada, las huellas me recuerdan a ti por más que los años pasen.
El único cambio quizás, sea que ya no duele y te veo tal cual eras en realidad.
Y se acabe el mito, y quedó el hombre, hombre débil, pequeño y banal que yo veía inmenso en su gloria, cubierto de la fantasía que mi corazón de mujer enamorada, dejaba vagar.
Será mejor los traiga a mi lado y se los vuelva a robar al mar, porque será otra historia la que recordaré en la que tú ya no serás protagonista, sino un recuerdo  cada vez más lejano de mi.

Foto: Carmela

sábado, 9 de agosto de 2014

NO HUBO PALABRAS DE CONSUELO


Con pisadas rápidas recorre la distancia que le separa de la casa.
Solo piensa en jugar con su amigo y en aquella huerta llena de frutales con un pilón tan grande como una piscina donde, con un poco de suerte, podrá mojar los pies.
Llama a la puerta y le abren. Entra y cruza el pasillo hacia el otro lado de la casa.
Su amigo la llama y le dice que su papá quiere hablar con ella.
Recorre hacia atrás el pasillo con cara de extrañeza y llama a la puerta de la habitación, donde una voz desde dentro le dice que pase.
Le sorprende la oscuridad que la rodea. La ventana está cerrada y le cuesta trabajo distinguir la silueta del hombre ante la ventana, que sentado en una silla le pide que se acerque.
Recuerda fases sueltas que la hacían sentir bien; "que guapa eres" "ya eres toda una mujer" y la petición prohibida "bájate las bragas".
Y al final el "no se lo digas a tus papas sino te van a reñir".
El olor rancio de aquella estancia, olor a sucio, a viejo, a cerrado y la sensación de que estaba todo cubierto de arañas le daba nauseas.
Más tarde el escozor entre las piernas fue lo que le quedó de aquel momento.
Huye para su casa con una nueva sensación que no conocía; la sensación de haber pecado y un puñetazo de angustia en el estómago que llevará con ella por el resto de su vida.
No sabe porqué volvió. Quizás el querer soñar que no pasó nada, o le gustaba que la halagaran y la hicieran sentir mayor, pero volvió. Y la historia se volvió a repetir por segunda vez. Y también su huida de aquella casa con el dolor entre las piernas y esa sensación en el estómago ahogándola.
El tercer día fue diferente. Ese día la volvió a llamar, pero no se conformó con tocarla, sino que la recostó sobre la cama maloliente.
Aquel hombre le daba asco. Su aspecto era el de un salvaje, sucio, mal vestido y ahora se echaba sobre ella y le hacía daño, mucho daño.
Tanto daño que ella comenzó a llorar y pedirle que se sacara de encima, que se quería ir. Y su voz se alzaba cada vez más y el hombre temió ser descubierto.
Así que se apartó de ella y la volvió a amenazar con que si se lo decía a sus papas, la iban a castigar porque había hecho algo muy malo.
Ella se subió las bragas y corrió más que nunca, dolorida y asustada, aterrorizada.
Llegó a su casa y llamó a su madre a la que le contó lo que había sucedido.
No hubo abrazos de consuelo, ni palabras dulces, no. Solo lágrimas y un "por qué le dejaste", " No sabes que es pecado", " No eres tan niña y sabes que eso está mal". ^
No entendía porqué su madre le insinuaba que ella era la culpable y lloraba perdida en un mundo de pesadillas infantiles, donde el ogro no era ogro y ella era una bruja.
" Ahora vas a hacer la primera comunión y se lo vas a tener que confesar al cura para que dios te perdone". Esas palabras la marcaron para el resto de su vida.
Durante meses, mientras volvía de la escuela, lo hacía con miedo terrorífico de encontrarse a aquel señor y le hiciera daño. Pero mucho más miedo le dio el saber que se lo tenía que contar a un desconocido porque "era pecado". Esas palabras golpeaban su mente y su estómago una y otra vez.
Esas palabras le hicieron tanto daño como las caricias obscenas del cerdo del vecino.
Han pasado los años, ya es toda una mujer, pero aquella angustia sabe que la llevará con ella hasta la misma tumba. Angustia de sentirse sucia y al mismo tiempo vejada.

miércoles, 4 de junio de 2014

SI TÚ NO ESTÁS



Si tú no estás, nos faltará algo. 
Quizás una sonrisa única, tuya. 
Tal vez una carcajada que rompa un silencio, o quizás un grito que nos despierte.
Si tú no estás una silla menos en la mesa, un plato menos y muchas caras tristes llorando tu ausencia.
Si tú no estás, quizás un niño no sepa lo que es un abrazo de consuelo, besos en sus cabellos, caricias en su rostro.
Te llamará en la noche cuando tenga pesadillas y tú no estarás.
Creemos que no somos nada y lo somos todo, porque nadie ocupará nuestro sitio, nunca, jamás.
Por eso, por tan poca cosa, tú tienes que estar.
Para sonreír, para carcajearte y gritar. Para ocupar esa silla y sentarte delante de ese plato y que las sonrisas no se borren nunca. Y que ese niño sienta tus abrazos, tus besos, tus caricias. Y que cuando te llame en la noche, tú acudas a su lado y no se sienta solo.
Por eso, solo por eso, por tan poca cosa, tú tienes que estar.

sábado, 5 de abril de 2014

AMORES IMPOSIBLES



Hay personas que nos dejan marcados para toda la vida.
No intentes huir de ese sentimiento porque siempre habrá una ocasión de azar o buscada, para volver a saber de ellas.
Hilos de conexión imposibles de destruir por mucho que pase el tiempo o haya distancia en medio.
Personas que calan muy adentro y siempre logran que con un solo gesto o una sonrisa, te hagan feliz el día.
Desde el primer momento en que tropiezas con ellas,saldrá el sol por mucho que tengas encima una ciclogénesis explosiva.
Quizás sea el momento en que llegaron, o la empatía de caracteres, gustos, tanto da.
Te dejan marcado y siempre las tendrás en tu corazón y en tu memoria.
Un par de palabras, tanto orales como escritas. Y sientes chirivitas en tu estómago sin poder remediarlo.
Los sentimientos pueden ser eternos y por eso este tipo de personas pueden cambiar tu vida tan rápido que te harán olvidar el presente que vives.
Si tienes a otra persona a tu lado, esta quedará en segundo plano; pasa de ser ella/el, a ser el otro/otra.
Las vivencias pasadas estarán envueltas en nubes de algodón que borrarán el porqué ya no está a tu lado.
Solo quedarán recuerdos de risas, de paseos, de abrazos y cuerpos entrelazados en un largo éxtasis de pasión.
Todos los recuerdos serán mágicos y esa magia hará presencia cada vez, cada una de las veces que sepas de esa persona o hables con ella.
Incluso sabes que puedes romper la relación actual, pero tú sigues porque la fuerza de atracción es tan grande que  te ciega y no te deja ver el riesgo que corres.
Ese tipo de relaciones son una de las causas mayores de separaciones y divorcios.
Y lo más cómico, es que nunca suelen ser más que eso, sueños que duran lo que dura una locura pasajera.

domingo, 30 de marzo de 2014

LÁGRIMAS



Duras, como piedras.
Peleonas, como leones.
Tristes, como la muerte.
Negras, como el corazón del diablo.
Frías como témpanos de hielo.
Os hacéis rogar como el dios de los imposibles.
! Salid de una puta vez !
Os quiero suaves, serviles, cristalinas. calientes.
Os quiero sentir recorrer mis mejillas camino de mi pecho angustiado.
! Salid os lo suplico !
 Y es que ya no puedo más y mis ojos sufren, y mi alma se muere...

miércoles, 19 de febrero de 2014

SE ABRE EL TELÓN



Se apagan las luces, se abre el telón y ella aparece allí, en medio del escenario.
Hace amago de abrir la boca pero no dice nada, Solo deja caer su cuerpo al frío suelo.
El público espera que comience la obra, pero no hay voces ni movimientos.
Nacen murmullos de incomprensión ante aquel yerto cuerpo, aquella muda voz,
Lágrimas que nacen en sus ojos interpretan la obra  pero nadie las sabe ver.
Se cierra el telón. La gente se va, pero ella se queda envuelta en el silencio del fin.

domingo, 9 de febrero de 2014

domingo, 19 de enero de 2014

ABRAZARME



Dejadme llorar a mi,  como erizo en su agujero, que hasta bajo las piedras me vais a buscar.
Yo antes me di , y ahora solo pido que me deis soledad.
Soledad en la que pueda dejar escapar todo aquello que me llora por dentro y no puede salir si vosotros estáis ahí.
Dejadme llorar lágrimas húmedas, que de las secas tengo los ojos quemados.
Y abrazaré mi cuerpo, que huérfano de mis abrazos está, desde que abrazo otros cuerpos y el mío abandoné.
Y mis manos acariciarán mis mejillas y secarán mis lágrimas y me darán lo que nunca me di.
Y mi voz me dirá que me quiere y que orgullosa de mi está.
Dejadme vivir ese momento de soledad, para que me de lo que siempre me negué.
No quiero abrazos de otros brazos mientas los míos yertos están, no.
No quiero caricias de nadie, cuando mis manos crispadas están, no.
No quiero palabras de halado, pues mi boca cerrada está, no.
Quiero mis abrazos y mis caricias y mis halagos y mis…y…
Dejadme ese momento de soledad.


sábado, 18 de enero de 2014

SENSACIONES ( DOLORES ALONSO MEIS)



Es sensación extraña: aparentas como siempre, un nuevo día  más esas sensación interior.
¿Qué es? Difícil de expresar,  pues no hay palabras.
Quizás ahogo, tristeza, desgana. Cúmulo que te hacen sentir apática. Pero tú sigues con la actividad diaria y no descuidas nada; cada cosa  en su lugar, comida a su hora, tareas del hogar y esa sensación otra vez.
Te quejas  - ¿Por  qué estás así?! Haz lo que quieras! ¡Ve a donde quieras!
Me río o  lloro, no lo sé… pienso… mis alas cortadas, mi jaula semicerrada, y, ¿cómo me voy a donde quiero yo?

-Imposible- me dice la lluvia y yo le grito que no. Que correré y correré sin reloj, sin voces, si lazos, echando mis sueños a volar.

María Dolores Alonso Meis

martes, 14 de enero de 2014

MI AMOR SECRETO ( Esther Camiño Barreiro)


Que sensación la de tener la mente en blanco, la de tener tantas vivencias, tantos momentos, y justo en el momento necesario, no saber que decir. Eso nos pasa a todos muchos días de nuestra vida.
Andamos por ahí, estamos con personas, tenemos conversaciones, reímos situaciones, y al llegar a casa....... no tenemos nada que decir, Es como si estuviéramos por estar.
Buscando mi propia paz yo visito el mar con frecuencia. Le cuento mis problemas y el intenta salpicarme soluciones en forma de sal y frescura. A veces lo consigue y otras no le escucho, otras veces me abronca como ese amigo que te quiere aunque seas mala

Y yo aprovecho para lavar mi cara en la suya y dejarle la sal que le robo con mis lagrimas, porque aun no lo sabe, pero es mi amor secreto.

 Escrito por Esther Camiño Barreiro

Foto: Carmela


jueves, 2 de enero de 2014

DESGRANANDO




Para qué desgranar mi vida en tus manos, si mi vida es.
Me has dicho que deje se escurra por tus dedos, como por los míos la sentí escurrir y pienso que no hay manos que tanto tengan que sufrir.
Mi vida es mía, pero también sé que fue tuya, y que de paso pasé, pero ¿qué  valor tiene una vida cuando es de otro?
Soy pequeña, mi sentir es así. Soy tan pequeña que ni yo misma casi me veo, pero sé que estoy aquí y tú también, aunque así soy y no te me deje ver.
Hace tiempo que no estoy para nadie  y dejo al lado mi sin ti, porque me siento tan lejana ya de ti  que no te encuentro y no te quiero buscar.
Por  eso guardo mis lágrimas entre almohada y cojín, y alejo las tuyas porque las sé de serrín.

Foto; Carmela