viernes, 23 de octubre de 2009

YO NO QUIERO ODIAR


Si acepto que hay gente mala sin estar loca.
Si acepto que hay gente que goza haciendo el mal.
Si acepto que hay gente que nace con ese sentimiento como algo natural.
Si acepto que se puede hacer mucho daño siendo conscientes.
Si acepto que me han matado sabiendo lo que hacían.
Si acepto todo eso, llegaré a donde no quiero llegar.
Llegare a odiar.
Y quien odia es malo porque sabe que odia.
Quien odia sabe que es un mal sentimiento.
Quien odia forma parte de esos que no quiero admitir.
Yo no quiero odiar.
Yo no quiero formar parte de quienes no reconozco.
Yo no voy a odiar.
Prefiero seguir pensando que la gente no es mala.
Y quien hace mal lo hace inconscientemente.
Llamarme tonta.
Llamarme ilusa.
Llamarme débil.
Pero yo no quiero odiar.
Yo solo quiero querer.
Yo solo quiero...
Yo solo sé que no se nada.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Quien acepta que las personas son imperfectas no pude odiarlas por más mal que hagan

Anónimo dijo...

Efectiviwonder odiar es muy malo aunque en ocasiones hace falta ser malo y demostrar odio aunque no se sienta. La vida se encarga de enseñarte la forma de protegerte y defenderte. Ya no existen Cristos que pongan la otra mejilla

Sacra dijo...

Al primer noanonimo le diré que la imperfección forma parte de cada persona. Los fallos, defectos, equivocaciones las tenemos todos.Eso lo tengo claro sobre todo mirando para mi, que soy la primera imperfecta.
Pero el que vive sabiendo que esta haciendo daño y sigue y repite y lo hace durante meses, años...eso es imperfección?
Como te dije meniño, prefiero pensar en que no existe la maldad, sino todas mis creencias se viene a bajo, y sobre todo, de alguna persona que lo ha hecho conmigo sabiendo perfectamente lo que hacía...
No quiero ni pensar que lo hizo con maldad...no.

Sacra dijo...

Al segundo anonimo le diré que yo solo demostré odio cuando no era yo, o con momentos de ira o con alcohol encima.
En esos momentos no era yo, y despues me desesperé por mi debilidad y me avergonzé de mi misma por haberlo hecho.
De esa manera no me protegí sino destroce todos mis principios, de lo cual me averguenzo.
Pero tampoco pongo la otra mejilla, sino que prefiero separarme de quien hace daño y creer, como te dije, que todo el mundo es bueno, y el que hace daño lo hace incoscientemente.
Soy y seré ilusa toda mi vida?
Gracias por vuestro comentarios. Me encanta teneros aqui.
Biquiños.