sábado, 27 de febrero de 2010

NO HACE FALTA NADA MAS.


Sólo una palabra nada más le hace falta para sentirle.
Si se preguntaba el porqué, ya conocía la respuesta, y era que se veía a sí misma, un tiempo atrás...poco tiempo atrás.
Años enteros sin abrirse a nadie... años en los que ni la familia mas cercana llegó a conocerla, ni siquiera la mitad de lo que ahora la conocía otra gente.
Su mundo interior era tan grande y tan suyo, que no era capaz, o quizás, no quería dejar entrar a nadie, o quizás ni lo necesitaba, al menos eso pensaba ella.
Pero llegó un día, en que su vida aún le separó más de los suyos, y menos podía compartir...el dolor eran tan fuerte que reventaba en su interior y la soledad comenzó a serle insoportable.
Y un día, en una conversación con alguien en su pantalla del pc, sus sentimientos afloraron.
No sabe cómo, pero se sintió diferente, quizás menos sola, quizás mas comprendida... quizás fue la distancia lo que le dio la fuerza para poder expresar lo que sentía... el no mirar a los ojos, o el leerse a ella misma y alguien estuviese ahí.
Y la pantalla de su pc, dejó de ser fría y un mundo de esperanza se le abrió.
Ya no vio sólo letras lejanas de fantasmas de líneas, sino que vio a personas como ella, personas con alma, con corazón, personas de carne y hueso...AMIGOS, si, amigos fue lo que encontró.
Igual mucha gente no llegue a entender que habiendo familia, alguien se pueda abrir más en este medio... pero así es, porque no todos somos iguales, porque no todos tenemos el mismo carácter ni la misma facilidad, ni los mismos sentimientos.
Sabía que corría un riesgo, porque te puedes encontrar mucha clase de gente, así es, y ella se la encontró.
Es fácil, para quien así lo desee, enmascararse y hacerse pasar por otra persona, es fácil jugar a ser actor y engañar a la gente, es fácil poner palabras bonitas y pensar lo contrario, es fácil sonsacar para después reírse de ti a tus espaldas, es fácil dar con gente que juegue contigo para su propia satisfacción sin importarle el daño que puedan hacer...
Ella había dado con gente así. Gente que la destrozó, gente que se burlo de ella, que se rió a sus espaldas.... y ese descubrimiento le hizo daño, mucho daño porque ella no pidió nada mas que la sinceridad con la que ella siempre se entregaba.
Pero eso tambien pasa con la gente con la que te tomas un café, con un vecino, con un amigo, con un hermano...forma parte de la vida que te rodea, solo que a veces, te coge por sorpresa... pero si, es mas fácil por aquí.
Mas eso fue lo que le hizo ver más allá de una pantalla y supo leer y supo poner los límites que hay que poner para no ser destrozada de nuevo.
Pero esa misma experiencia le descubrió lo que no había visto aún, y fue hasta dónde puede llegar una amistad verdadera, amistad incondicional, amistad de gente que le tendió las manos a ciegas y le dio fuerzas para levantarse de la segunda tumbona donde se había dejado caer otra vez.
Tenía tanta gente buena a su alrededor.... apareció tanta gente nueva maravillosa en su vida... que al final todo el sufrimiento que había pasado fue recompensado con creces.
Lo único que sí le quedó, fue una coraza ante un sentimiento que no dejaría aflorar a no ser que pasara un milagro. Esa coraza creada con las lágrimas del mal sueño vivido.
Al final, hasta tendría que agradecerle a los fantasmas, el daño que le habían hecho.
Por eso, por todo eso, sólo con leerle una palabra, ya comprendía si estaba bien o mal, si sonreía o lloraba, si estaba preocupado o no.
Y lo único que hace falta es saber que alguien está ahí, a tu lado, apoyándote. Alguien con quien puedas llorar lágrimas de verdad, con el que puedas reía a carcajadas de verdad, alguien con quien puedas volar, cantar, escribir, conversar... Simplemente un AMIGO.
Ella le había descubierto como tal y él sabía que ella era su amiga, y con eso llegaba, no hacia falta nada mas.
Sólo le hecho de saber que si un día quieres compartir, ahí estará leyéndote o escuchándote o viéndote o todo junto a la vez, y si un día desapareces, el tlf anda a cien de gente que se preocupa por ti, porque su tlf es el mismo de siempre y el de sus amigos tambien . No necesitan darse de baja como hacen los fantasmas...pobres fantasmas, si, pobres de espíritu, cobardes, bajos, que llegan hasta a creerse el papel que representan tan cuidadosamente creado...sin darse cuenta de que, al final, todos tenemos caras, nombres y apellidos verdaderos. Nadie se puedo ocultar porque es muy fácil, mas fácil de lo que se cree, encontrar su verdadero rostro.
Por eso, el tfl, el rostro, el nombre y apellidos de ella eran conocidos por todos sus amigos, como ella conocía el de estos. No tenían necesidad de ocultarse porque los amigos, los verdaderos amigos no actúan, sino que se muestran tal y como son.
En este momento ella sonreía pensando en la larga lista de cara, nombres ,apellidos, tlfs, que conocía y que la conocían. Gente limpia, sana, sincera.
Si. le daba las gracias a esos fantasmas por haberle descubierto cuan hermosa es la verdadera amistad.
Esa amistad con la que él se fue para cama, sabiéndose acompañado.

Foto: Carmela con cara, nombre y apellidos.

1 comentario:

Sacra dijo...

Algún día voy a contar la historia de mi fantasma, mi Casper personal.
Puede ser que sirva de experiencia para mucha gente y para que no caiga en redes tejidas a conciencia por actores aficionados.
Un beso a todos.