miércoles, 24 de febrero de 2010

GRUTA DEL OLVIDO


Mi amor permanece oculto, escondido,
en la gruta del olvido,
queriendo difuminarse en las tinieblas,
del abismo inconsciente.
Pero retorna como río subterráneo,
brotando como un manantial,
de aguas cristalinas y puras.
Yo me quedaré ciego,
viendo como tu cabello húmedo,
se seque al calor del nuevo amor,
cálido, tierno, suave...
Abro los ojos,
las aguas dónde ahora nado,
son aguas turbulentas,
plagadas de tiburones hambrientos,
donde las naves naufragan,
y desaparecen en remolinos.
Mis brazos cansados,
buscan donde asirse,
algo, aunque débil, quizás quebradizo,
pero sólido donde poder sujetarse,
manos que voltean, que se agitan,
intentando encontrar un sueño.
Sueño dulce donde perdure la esperanza,
que me dan esos ojos azabaches,
que en la oscuridad percibo,
ojos que brillan y me hacen sentir,
que la roca donde asirme
y realizar mi nueva vida esta ahí,
cerca, muy cerca, junto a ti mujer.

DAVID

1 comentario:

Sacra dijo...

¿Ves como no era tan difícil?
Gracias David por ser como eres.
Benvido a este blog, ya sabes, de amigos.
Un biquiño muy grande.