lunes, 28 de diciembre de 2009

DESESPERO


Intento cerrar los ojos y perderme en mi realidad, mas la oscuridad de mi habitación me lleva mas a ti.
¿Cómo lograr sacarte de mi piel?.
¿Cómo dejar de pensar en ti, si te tengo tan adentro?.
Quiero arrancarme la piel, esa piel que tantas veces has acariciado, pero no tengo manos, y son las tuyas las que me tocan y me vuelven loco. Esas manos que me hicieron y hacen vibrar hasta perder la noción del tiempo.
Y me pierdo en ti, en tu cuerpo. Y tu voz retumba en mi cabeza, esos susurros, eso gemidos que me arrastran contigo en una odisea de placer.
Y no quiero, y sí quiero, porque al final siempre quiero, porque al final soy y seré tuyo siempre, por mil trabas, por mil kms, por mil miedo, por mil dificultades, siempre quiero, siempre te busco y sé que te encontraré.
Y voy a dejar de luchar contra mi mismo porque te quiero mía, de nadie mas, sin limite ninguno .
Nadie, no voy a dejar que nadie se interponga entre los dos, porque nadie tendrá la fuerza suficiente para borrar lo nacido un día. Nadie logrará que me aparte de ti. Nadie.
Y el dolor de perderte desaparecerá, y el dolor de saberte de otro dejará de martilizarme, porque tú siempre serás mía. Siempre.
.
RASPUTÍN

1 comentario:

Carmela dijo...

Si vas a ella, siempre la encontrarás.
Y ella te esperará y dejará que toques su piel, como tu quieres que toque la tuya.
No dejes nunca que sea de otro, no. No la pierdas pues por mas que lo intentes forma ya parte de tu alma para siempre, como tu formas parte de la de ella.
Querote.