lunes, 2 de noviembre de 2009

DEJADME EN PAZ


!!!Pon ya fin!!!
Ya no hay más!... si, hay más,
¿Cómo puede haber aún más?
¿De dónde salen?
¿Dónde nacen?
Quiero secar su caudal.
Me estoy deshidratando.
Dejadme en paz de una vez.
¿No veis que yo no valgo la pena?
Iros a otros ojos.
Otros ojos que os necesiten.
Estoy perdiendo el iris.
Estoy perdiendo visión.
Yo no valgo la pena,
Dejadme en paz.
Dejadme descansar.
Nadie merece esto, nadie.
¿Estas contento?
¿Eres feliz?
Maldito tú entre todos los desgraciados.
Maldito tú que has logrado el milagro.
El milagro de que mis lágrimas no tengan fin.
El milagro del llanto eterno.
Mira mis ojos...mirame.
Y se feliz el resto de tus días.
¿Podrás?
¿Serás capaz?

3 comentarios:

Sacra dijo...

Pobrecitos ojos, ¿no?
Pobre dueña de esa mirada, que pobre voluntad, que debilidad, que poquita cosa es, que insignificante, sin espiritu, sin alma.
Se la han sacado de un día para otro con saña, burlandose, riéndose, sabiéndo que ella se quedaría así después.
Pobre dueña de esos ojos, condenada a llorar el resto de sus días.

Vicent dijo...

Si, pobrecita ella, y yo que pense que eras una mujer, llora, sigue llorando.

Sacra dijo...

Por eso llora, porque era una mujer...
Los hombres llorais?
Supongo que algunos sí. Yo conocía a uno que lo hacía y lo hizo conmigo varias veces...
Los hombres parais de llorar?
O hay hombres que lloran tanto como las mujeres?
O es que las mujeres no lloran tanto y sólo lo hace esta pobre ilusa?
Bah, que mas da mi Vicent.
Dime la verdad... que mas da?