miércoles, 11 de noviembre de 2009

AHORA VOY. ESPERAME.


Estas tan lejos y escucho tu llamada. Salgo a la terraza y el fuerte viento me trae tu lamento. No puedo dejarte hoy; ni tormentas me pararán.
Le diré a Grumete que no corra tanto y tenga cuidado, que últimamente anda como loco. Pero hoy no se puede, hoy hay temporal, pero no te preocupes, yo iré igual a tu lado.
Me conoces y cumplo mis promesas. Iré contigo. Iré a saludarte. Iré a soñar que soy mar.

O igual me quedaré contigo. No lo se.
El viento sacude las cortinas de mi habitación y me dice al oído ;"No vayas, hoy no".
Me esta advirtiéndo que hoy hay peligro, como mi amigo marinero.
Pero no saben que nadie ni nada logrará pararme.
Me llamas y yo acudo. Sabes que jamás dejaré de hacerlo...voy...ahora voy.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Ten cuidado, la mar puede llegar a ser una amante letal, no te quiero perder meniña.

Jaumerei

Sacra dijo...

El mar se lleva a quien tiene que irse co él.
El mar es mi amante, el que nunca me dejó y yo jamás le dejaré.
Seguiré acudiéndo a su orilla. Nadié podrá cambiar eso. Este triste, este alegre, seguiré yendo a su lado.
Amo el mar meniño, si. le amo.
Y tu no me perderás jamás meu amor, jamás.