lunes, 25 de enero de 2010

TU


Verde de pinos, azul de olas rompiéndose,
arco iris de colores, vela blanca en la mar,
amanecer glorioso en tus ojos cálidos,
rumores del mar en la caracola de tu voz.
.
En ti, mis sueños se iluminan de azul,
y mi alma huye del peligro de tu mirada,
de tu cálida voz, como susurros del viento,
de tus caricias aladas de mariposa.
.
En torno a mi, tejes un cinturón de niebla,
tus silencios son más fuertes que tu voz,
me pierdo en la bruma de tus brazos suaves,
tus besos lastran el amor fugitivo,
anclándolo en la bahía de mi alma.
.
Tu voz, misteriosa voz, que encadena,
que cala como lluvia de abril las flores,
melodía que en el viento resuena,
envolviendo mis sueños mas locos,
en tul de ilusión.
.
Huyo del brillo de tus ojos, hechizan,
prometen mil y una aventuras irrealizables,
mientras mis brazos, mis manos están vacías,
de la espiga flexible de tu cuerpo.
.
Triste ternura mía disipándose en la noche,
tras tus caderas redondeadas que se pierden,
alejándose entre las estrellas,
mientras mi corazón se cierra,
como una violeta al anochecer.
.
JAUMEREI.

1 comentario:

Carmela dijo...

Plas, plas, plas, plas, plas, plas, plas, plas, todos los plas incansables de mis manos.
Con esta pasarás a la posteridad de todos los que te leemos, y sobre todo, de mi corazón.
Meniño, me has vuelta a hacer feliz, ¿qué mejor regalo?.
El beso más grande del mundo mundial.