lunes, 11 de enero de 2010

A PARTIR DE HOY


Esta noche la he vuelto a acariciar como cada noche, cuando nos quedamos las dos solas, mientras sus ojos expresaban esa ilusión infantil que nunca perdían.
.
No importaba lo que yo le dijera. Su único deseo era que yo la escuchara mientras una y otra vez repetía lo mismo.
.
No aceptaba nunca razones, ni pruebas, pues siempre encontraba con que rebatirlas. Nada que la hiciera comprencer que estaba equivocada, pues todo tenía un sentido, una razón, una disculpa.
.
Su norma, su ley de vida se regia por ellas. Ella era la personalización de tal sentimiento.
.
Hay quien la rechaza, quizás demasiado pronto de su vida, y hay quien la tiene de amiga hasta la vejez y muere a su lado. La parte intermedia es muy difícil de encontrar y yo no fui capaz de hacerlo hasta esa misma noche.
.
Ya no le dije nada mas; sólo le acariciaba el pelo mientras ella me miraba con cara de angustia porque sabía cual era mi decisión. Y pataleaba, luchaba por hacerme cambiar de idea, pero ya no tenía vuelta atrás, ya no.
.
La abracé con tanta fuerza y cariño que su voz se fue apagando poco a poco y se dejo estar, despidiéndose de mi, con lágrimas compartidas conmigo. Lágrimas de despedida, de adiós.
.
Y así me pasé toda la noche, abrazándola y acariciándola, mientras su presencia fue desapareciendo de entre mis brazos, mientras copos de nieve caían de mis ojos.Ya no tenían lugar las lágrimas calientes, pues con ella se iba mi calor interior.
.
Llore así su despedida y lo que con ello significaba. Cuando ya no estuvo, cuando me dejó, sentí que había nacido algo en mi de nuevo.
.
Ya nunca volvería a ser la misma y con ello mi sufrimiento y mi lucha iba a ser mayor, hasta encontrar la media, sin correr el riesgo de llegar a extremos. Y ella había llegado a ser un extremo, por eso la tuve que apartar de mi vida, aunque con ello perdiera la mitad de mi.
.
Hoy he cogido a grumete, pero ya no tuve prisa. Hoy grumete ya no ha tenido que volar, ni sortear obstáculos.
.
Hoy no hizo falta que lloviera fuera del coche...hoy llovía dentro. El temporal, la riada nacía de mis ojos, tanto que casi me era imposible ver el asfalto, camino del mar.
.
Hoy no me ha llamado, ni yo tenía ganas de acudir a su lado, no tenía sentido. Pero por eso mismo lo he hecho. Por primera vez acudía a él sin escuchar su llamada y sin yo desear perderme en él.
.
Al llegar allí, y sin salir del coche, he cogido mi moleskine y mi pilot y he escrito esto; la despedida de mi amiga, mi amiga de la niñez.
.
Pero ya no tenía sentido y he dejado los sueños a un lado y he aceptado la realidad, la única verdad que existe.
.
A esto le llaman madurez, pero yo aún no le he puesto nombre, pues es nuevo para mi...y mis ojos aún no han cesado de llorar y ha caído sobre mi moleskine agua salada, como la de ese mar que escuchaba rugir de lejos.
.
Hoy es uno de los días más tristes de mi vida. Hoy me he despedido de mi amiga INOCENCIA. Ya se que es tarde. Ya se que me costó demasiado, pero había perdido tantas cosas en tan poco tiempo, que no era capaz de decirle adiós. Pero ya está, ya se ha ido.
.
Mi vida va a tener otro sentido a partir de ahora. A partir de hoy, voy a aceptar lo que no quise aceptar hasta ahora.
.
Aceptaré entre otras cosas, que estaba equivocada. Existe la maldad, si, existe gente mala. Gente que no hace falta que esté loca para ser conscientes de que hacen mal, que hacen daño solo por egoísmo, por placer, sin importarle que con ellos se lleven el alma de nadie. Gente egoísta para lo que los demás son instrumentos de su vida.
.
Reconocí que INOCENCIA ya no tiene lugar en mi vida. Me va a costar hacerme mayor. No se el tiempo que me llevará. Espero ir observando en la distancia, ser espectador.
.
De momento mis ojos están tan hinchados, que me cuesta abrirlos. De momento es tan duro como volver a nacer, romper tus ideales, aceptar que te has equivocado hasta ahora en tantas y tantas cosas...
.
Acabo aquí. Ya lo dejé plasmado en letras. Cerraré a grumete, a un grumete triste y lento y me encaminaré hacia el mar.
.
Se que hoy le veré diferente, hoy ya no será ese mar que me llamaba y me limpiaba, hoy mi mar se ha ido con INOCENCIA, y lo veré de otra forma. Seguramente hoy me hará daño, mucho daño, pero allí voy, no pienso seguir escapando de la realidad.
.
Si esto es ser mayor, madura, realista y dura...que triste me parece.
Si esto es lo que hace la gente para sobrevivir en un mundo de lobos, que pena vivir así.
Espero ser espectadora, de momento. Solo espectadora y...... realista.
.
A partir de hoy, ya no tendré a quien abrazar cada noche....a partir de hoy me abrazaré a mi misma y mi soledad será aún mas grande...aún mas grande.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Y aquí estoy, con mis heridas a medio curar,
dispuesta a encarar la tempestad,
tirando del lastre de mi equipaje.
Nunca tanto cargué
pero la fuerza conmigo está
no me detendré
y aun cuando no llegue jamás a la cima
por el camino me encontrarás
un paso tras otro, deteniéndome solo para descansar.
A mi lado siempre habrá un lugar
una mano para pedir y la otra para dar
el corazón abrazando
y el alma esperando la meta que debo alcanzar
aunque no sepa bien mi destino
aunque los vientos me den en la cara
hasta la muerte y más allá.

Creo que esto que he escrito para mi, podría valer también para ti. Deja abierta la puerta a la inocencia que entre siempre de la mano de la aceptación de la realidad, y tu vida tendrá otra vez un sentido más completo. Y jamás te olvides de la esperanza esa otra amiga que hay que invitar a todas las fiestas.
Nunca debe haber tristeza en dar un paso adelante en la madurez ya que esta nos hace ver las cosas desde cierta distancia, necesaria para contemplar las cosas en toda su plenitud.
Sora Zaire

Anónimo dijo...

Me han rechazado, calumniado, coartado, vetado, malquerido, violado, engañado, expulsado, ninguneado, ignorado, me han negado el pan y la sal, me han puesto zancadillas, me han preparado emboscadas.....

Pero también me han protegido, advertido, preparado, amado, valorado, me han dado la posibilidad de dar vida, de amar, de cuidar, de crear, de imaginar, de desear, de esperar, de creer y gozar.

Es por esto mismo que no dejaré jamás partir a mi amiga INOCENCIA

Anónimo dijo...

Y por eso siempre habrá un lugar dentro de mi para mi amiga SOLEDAD que me permite encontrarme a mi misma y plantearme el paso siguiente en cada momento de mi vida.

Carmela dijo...

Sora, escribiste eso y no me lo pasaste?
Yo le he dicho adiós a Inocencia, no me hizo ningún bien, asi que la dejo ir.
Con ello intentaré ser menos ilusa de lo que fui hasta ahora.
Que le den o que me den...que mas da?
mua