lunes, 18 de enero de 2010

SANT ANTONI


Cuesta tanto mantener las tradiciones, que una fiesta como es la que se celebra en honor a Sant Antoni, en nuestra Comunidad, se hace de manera escalonada en varias poblaciones para que puedan concurrir a ella las escasas calesas que nos quedan y algunos animales, escasos también, por lo que en nuestra Comunidad hoy era el día de la celebración.
.
A pesar de estar ya languideciendo el mes de Enero, la mañana de Domingo se ha levantado con un sol espectacular como suele suceder en muchas ocasiones en mi tierra, y además del sol había componentes externos que hacían que fuera un día especial, por lo que muchas personas y niños paseaban por la calle Mayor con sus mascotas, en una ilusionada espera de una ceremonia tantas veces repetida, como nueva cada vez por la renovada ilusión de todos.
.
Ya no queda ni rescoldos de la gran hoguera que se había consumido la noche anterior en la plaza Mayor del pueblo en honor a Sant Antoni, aquel salto que según cuenta la leyenda se enamoró de un cerdito, que por ello era el patrón de los animales, y que como culminación de los actos de agasajo al patrón se esperaba la presencia del señor Cura y su Vicario para un año más bautizar de manera simbólica a todas las mascotas, que cada año acudían en mayor número, y este no era una excepción.
.
No faltaba ningún año y este tampoco, la farmacéutica con su perro Collie, orgullosa porque como siempre, todo el mundo le dice que este cada día se parece más a Lassie y es verdad, aunque esa cota de popularidad local no le reporte esa pareja estable que añora en determinados momentos.
.
Allá a lo lejos se observa como lentamente se acerca el gran grupo de la señora Caridad con su mascota que no es otra que un viejo Chow Chow, del que las malas lenguas aseguran que sus antepasados eran utilizados en los templos para ahuyentar a los malos espíritus y ladrones, y él se había convertido en un simple paseante por la entrepierna de su dueña, de ahí el gran parecido entre ambos, sobre todo en la forma y el color del cabello.
.
Un año más, cada vez más solitario, el señor Ramón, antiguo alcalde del régimen franquista paseaba en su calesa perfectamente aderezada para la ocasión con la chulería que le caracterizó siempre, aunque como digo, solamente acompañado de un nieto, ya que de los antiguos amigos, unos han fallecido por la edad y otros han cambiado de chaqueta.
.
Perros, cientos de perros de todas clases, patos, loros, decenas de niños con diminutas tortugas de evidente mal olor,, cacatúas, y ahora que están de moda, las iguanas también formaban parte del elenco de animales que esperaban el agua bendita, elenco que se completaba con los ponys, verdaderas joyas para los más pequeños que los miraban con tanta admiración como temor.
.
Eran admirados también los caballos percherones típicos del mediterráneo arrastrando ruedas de camiones, y gran cantidad de niños subidos a un carro que alguna vez fue nuevo arrastrado por uno de estos caballos, y finalizando el cortejo los caballos de monta con su jinetes haciendo las delicias de pequeños y mayores con sus cabriolas y sus pasos elegantes... mientras suena en los altavoces la voz de Isabel Pantoja cantando de manera genial Caballo de rejoneo.
.
Reparto de caramelos y golosinas por parte de las autoridades, saludos por doquier a conocidos y besos a la gente más allegada hacen que finalice la mañana y que cada uno de nosotros espere ya la deseada ceremonia del año próximo de manera diferente.
.
Yo deseo...que al menos sea igual.
.
ALEX

1 comentario:

Carmela dijo...

Algún día espero verlo con mis ojos.
Biquiños.