viernes, 6 de marzo de 2009

DAME LA MANO

Te siento tan cerca y estamos tan lejos...Dame la mano; estiro el brazo, lo estiro en la oscuridad de mi habitación, lo estiro hasta hacerme daño. Necesito tu contacto, que mis dedos toquen los tuyos, y voy tanteando el aire buscando el calor que tanto necesito en momentos de miedo y desidia, cuando el vacío me domina y el frío comienza a poseer mis sentidos. Necesito esa mano, necesito el contacto, la seguridad de saber que estas ahí cuando la noche llega y el temor me haga temblar, cuando.....
Necesito tu mano, necesito agarrarla muy fuerte, entrelazar mis dedos con los tuyos, como en aquel sueño, sentirte a mi lado, saber que siempre estarás conmigo.
Ahora mi mano esta fría, mis dedos tiemblan y mi corazón te busca. Alargo mi brazo y toco el vacío, ¿ Dónde estas?. No desistiré, seguiré buscándote y se, que nuestros dedos llegarán a entrelazarse y el calor de nuestro cuerpo logrará hacernos olvidar que el mundo gira a nuestro alrededor y el miedo desaparecerá de nuestras vidas; tu, yo y la paz de sentirnos unidos en la distancia...

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo te doy la mano. Ahora, luego, siempre. Siempre.

Sacra dijo...

Agarraré con fuerza tu mano. Ahora, luego, siempre...