jueves, 20 de mayo de 2010

NO LO ENTENDÍA



Ella le odiaba. No entendió el porqué de tanta alegría el día que le trajeron a casa.
Ni porqué no le reñían como a ella, cuando no paraba de llorar a gritos.
Ni siquiera cuando vomitaba por todo y olía tan mal.
Tampoco que se lamentaran cuando no quería comer, cuando a ella la castigaban tan duramente.
María tiene tres años y es pequeña, por eso le dicen que no entiende.
Pues como era pequeña, se hizo caca por ella, y en vez de  cambiarla con cariño, le costó el pasar ese día sin postre ni parque, mientras le llamaban cochina. 
Luego no era pequeña...¿porqué no entendía que tenía aquel enano de especial?.
La despertaron sus gritos y levantándose se dirigió a su habitación.
Mientras le ponía la almohada en la cara bien fuerte, sonreía pensando en la alegría de sus padres al saber que ya nunca les molestaría de noche , nunca mas, no, nunca...

14 comentarios:

Toni dijo...

Dramática escena...

Salu2

reltih dijo...

paranoia al tope!!!
besos

María dijo...

Hola:

Me ha encantado leer este post, aunque algo terrible es la situación, pero muy bien narrada, me gustó tu blog, y te agradezco el que te hayas pasado por el mío.

Besos.

Tânia Souza dijo...

Sombrio, terrível e de certa forma, um retrato em versos da angústia, da solidão e do abandono.

Anónimo dijo...

Magnífico cuento. Me ha gustado, sobre todo, el manejo del tiempo, y la forma de puntuar, agudiza la espera y crea espacios que no dejan pensar en el final.
Intenso el final, especial. Yo sacaría otra lectura, al margen de la imágen tan terrible, del hecho en sí.
Un beso

Diego Jurado Lara dijo...

El de antes soy yo, que soy un desastre y se me olvida todo. Pero aprovecho para besarte de nuevo.

Verónica dijo...

¡Cuento muy dramático! Pienso que la acción la ejecutó la niña, pero los padres también tienen su parte de culpa, al haber en casa niños pequeños, hay que tener sumo cuidado, pues pueden desatarse celos, y los niños son muy listos, pero no saben el alcance de sus acciones.
Un besooo amiga

Carmela dijo...

Toni, si, dramática, pero sentimiento de mucho niños heridos por el abandono de la atención de sus padres, cuando llega otro hermanito a la familia.
Biquiños cual suave brisa marina, meniño.

Carmela dijo...

reltih, no tan paranoica, y menos saliendo de la mente de una niña que sufre.
Gracias por estar aquí, me encanta, nos encanta.
Biquiños.

Carmela dijo...

Maria, estupendo que te halla gustado y seguiré pasando por el tuyo, desde luego.
Gracias por tu presencia.
Me parece muy interesante y enriquecedor el movimiento de blogs que hay.
Desde que me he metido de lleno, he aprendido mucho de todos vosotros y pienso seguir haciéndolo.
Todos tenemos algo que ofrecer, todos y de todos aprendemos algo.
Espero que nos sigas visitando.
Bicos.

Carmela dijo...

Tánia, aledome de que te halla gustado o post.
Espero que volvas a visitarnos e nos facelo contigo.
Biquiños meniña.

Carmela dijo...

Anónimo Diego Jurado, a mi me suele pasar también.
Ves cosas que a mi ni se me ocurren...es más, ni pienso al escribir.
Este relato lo escribí en la playa, mientras veía a dos hermanitos jugar.
Saqué mi moleskine y mi pilot y le dí, si más.
Así obro yo, por impulsos.
Gracias por tu comentario, me parece muy instructivo y hace ver de diferente vista la historia.
Un placer que nos visites.
Biquiños cual suave brisa marina por doble.

Carmela dijo...

Verónica, así es.
He visto casos de padres descuidados.
Nadie sabe lo que un niño sufre, al dejar de ser el centro de atención y cuidados.
Eres un encanto.
Biquiños.

Rebecca dijo...

HORROR PENSAR QUE ESO PUEDA OCURRIR.

En Alemania escuché en las noticias que una enfermera de 30 años mató a sus hijos y a varios pacientes inyectándoles algo...

Ya está presa, dentro de poco le dan la sentencia.

Comparto como Toni..
mucho drama y horror.

un abrazo^^