sábado, 1 de mayo de 2010

LLEGARON SIN LLEGAR



Llegaron los soles y amaneceres,
llegaron las tardes y las brumas,
llegaron las olas y las espumas,
pero, ¿donde te metiste tu?,
¿en que rincón te recogiste?,
¿en que lugar guardaste tu sonrisa?,
te dormiste estremecido,
para despertar con el día.

Me dormí entre tus brazos,
esa fue mi culpa,
no pude resistir el rumor de las olas,
el sol me cegaba los ojos,
los rojos atardeceres,
los oros y azules del amanecer,
parecía acusarme,
solo allí entre esos labios,
que amorosos me recogieron,
logré encontrar la paz.

Asomada a mi ventana,
miro al infinito incansable,
que se acerca respetando,
la pauta del tiempo.
Ese tiempo que sucede
tan incansablemente
y tan eternamente,
e irremediablemente.
Asomada a mi ventana quiero mirarte,
y detenerme, para tenerte.

El infinito se queda pequeño,
el tiempo no pasa,
nos atraviesa y sigue su camino,
mi mirada quedó atrapada allí,
viéndote en la ventana,
supe que ya no había tiempo,
que el tiempo éramos nosotros,
que nos tenemos,
y esa unión nos hace inmortales.

TIROLINA Y JAUMEREI

Foto: Carmela

6 comentarios:

Toni dijo...

...el infinito nos atraviesa...y sigue su camino....
Fantástica imagen.
Salu2

rosscanaria dijo...

Me encanta!
Buen fín de semana Carmela.
Besos

Carmela dijo...

El infinito... existe? Dicen que todo tiene fin por eso no lo tengo yo claro.
Un biquiño cual suave brisa marina.

Carmela dijo...

rosscanaria, tengo unos amigos y cooperantes en esto blog de lo mejor.
No sabes el placer que me da cada vez que pongo algo aquí de ellos. Algo tan bello sólo sale de bellas personas.
Un biquiño muy grande y espero que tu finde fuera de lo mejor.
Un biquiño meniña.

Jaumerei dijo...

Gracias por vuestros comentarios, y a Carmela que nos permite publicar aqui, sin ella estariamos huerfanos :-)

Saludos

Carmela dijo...

Los artistas nunca estáis solos.
Os acompañan ese mar de sentimientos que dejáis expresados de la mejor forma, palabras, imágenes, o voz, para que todos disfrutemos de ellas.
Por eso tú, en especial meu amor, nunca estarás solo.
Querote moito.
Un biquiño de los que tu ya sabes, mi poeta favorito Jaumerei.