jueves, 6 de mayo de 2010

LA TORTUGA Y LA GOLONDRINA



Paseando una tortuga iba un azul día de primavera, cuando observo que una sombra le eclipsaba el luminoso Sol que había salido a disfrutar. Levanto la cabeza hacía lo alto y vio que por encima de su cabeza volaba una golondrina. Le encanto su silueta volando en lo alto , dando giros a un lado y otro y se le ocurrió que podían ser amigas. Comenzó a llamarla. Golondrina….Golondrina. La golondrina volaba de un lado para otro y no oía a la tortuga, esta siguió llamándola mas fuerte y aprovecho una de las veces que la golondrina bajo el vuelo para gritar fuerte Golondrina. La golondrina se volvió y se poso en el árbol más próximo preguntando altanera a la tortuga, ¿Qué quieres tortuga?, esta le contesto;  
-Quisiera que fuéramos amigas.- La golondrina se echo a reír diciendo:
-Como puedes pensar, tortuga,…. que puedo ser amiga tuya, yo un ave tan delicado, yo que  no piso la tierra mi vida trascurre en el aire cerca del cielo, yo que soy el pájaro mas citado de relatos y poemas de los más ilustres escritores y poetas de todas las épocas, mi vuelo es armónico y melodioso como la partitura de un gran compositor. Todos miran mi vuelo y lo envidian, recorro todo el mundo durante el año y veo cosas maravillosas que tu nunca podrás soñar ver.- 
Entonces la tortuga contesto: 
-Pues enséñame a volar y así podremos hacer todo eso juntas.-
 La golondrina orgullosa se dio media vuelta refunfuñando y gritándole a la tortuga. 
-Tu crees que voy ha peder el tiempo contigo, pesada tortuga, cuando te quites el caparazón a lo mejor consigues dar algún saltito, mientras tanto esperame aquí sentada hasta el año que viene que volveré por aquí con mi musical vuelo.-
La tortuga quedo sumida en una gran tristeza por la mala contestación de la golondrina y porque hubiera querido ser su amiga, pero a la tortuga no le faltaban amigos pues era muy generosa y afable y era apreciada por todos los animalitos de la zona de tierra y aire.
Al año siguiente volvieron otra vez las golondrinas, pero la orgullosa golondrina no volvió. Al preguntar por ella a una de las que volvieron, le contó que por querer demostrar lo bonito de su vuelo a un halcón, pájaro majestuoso, este se la comió.


En la humildad es donde se demuestra la belleza.


DAFNE

14 comentarios:

Carmela dijo...

Me gustan los cuentos.
Me gustan vuestro cuentos.
Me gustaría escribir yo uno.
Sois geniales.
Os quiero a todos, gracias.
Un biquiño muy grande de felicitación para todos los amigos que aquí me acompañáis y hacéis tan bonito este blog y ameno.
Es lo único que me anima a seguir, pues sin vosotros ya le hubiese puesto fin.
Querovos.

Cele dijo...

Este cuento me ha encantado, que se fastidie la golondrina, por despota y chula.
Si es que el tiempo, tarde o temprano, pone cada cosa en sus sitio.
Un abrazo

Carolina dijo...

Que bello cuento. La reflexión que nos deja es extraordinaria. Siempre hay que tener humildad por delante.

Querida Carmela, te animo a que escribas... Cuando se hace de verdad, con corazón y alma, verás que las letras salen preciosas. Yo no soy poeta ni escritora mucho menos, pero, escribo con sentimiento, y lo que sale, y a veces me asombro... Así que te animo a que lo hagas, y verás como te queda bonito y original.

Un fuerte abrazo
Gracias por tus letras en mi blog.

campoazul dijo...

Es muy chulo el cuento y con una buena moraleja.
Hay demasiadas golondrinas por el mundo sueltas..., menos mal que también hay halcones...

Un beso.

reltih dijo...

ni modo, qué hacer con tu pensamiento?, ¡¡¡¡tienes toda la razón!!!!!
besos

Seigrifield dijo...

Desde la Tierra Media te invito al duelo de poetas, puedes unirte a la guerrra o ser espectador, esperamos tu participacion como guerrera en esta batalla a muerte...

http://latierra-media.blogspot.com

Carmela dijo...

Carolina, el cuento no es mío, sino de Dafne, una gran amigas y cooperante de este blog.
Si, seguiré escribiendo, eso creo, pues saber no sé nada y aprender necesito mucho.
Un biquiño

Carmela dijo...

Cele, Campoazul, reitih, gracias por vuestro comentarios. Es un placer teneros aquí.
Bicos para los tres.

Carmela dijo...

Seigrifield, como que yo no soy poeta, espero que mis amigos, los que sí lo son, quieran cooperar en tu proyecto, que me parece genial.
De todas maneras te seguiré, no lo dudes.
Un biquiño.

elintimistasecreto dijo...

Carmela, gracias por traer el cuento de Dafne. Es como aquellas fábulas clásicas, con moraleja y todo, pero escrito de forma muy actual, muy amena y con mucha sensibilidad. Mis felicitaciones a Dafne.
Besos.

Carmela dijo...

Gracias a ti elintimistasecreto.
Me pierdo en tu blog con mucha falicidad.
Eres genial.
Un biquiño cual suave brisa marina... ya sabes.

Anónimo dijo...

Gracias a todos por por vuestros comentarios, me invitan a seguir escribiendo, es un placer para mi ver que lo que escribo por lo menos le gusta a alguien, Cele tu comentario es muy ingenioso y me gusta, Seigrifield, entrare en la Tierra Media a unirme a la batalla, Elintimistasecreto es la segunda vez que tu comentario ha sido muy agradable para mi y me da estimulo, Carolina llevas razón en todo lo que dices y me alegro que el cuento te gustara. Carmela tu tienes toda la sensibilidad necesaria para escribir y plasmar lo que dicen tus sentimientos, asique a ello. Desde ahora mis escritos estaran firmados con Gumiel que es como los firmo. Gracias a todos de nuevo. Dafne

gerardo omaña dijo...

Hola bonita!!! encontré este link en internet y quise venir.
Como me alegra ¡y cómo!llegar cual pétalo en vuelo para leér tus letras.

Besos para tu alma.

Carmela dijo...

Gracias Gerardo.
Estoy un poco perdida, supongo que será una etapa, o que esta ya pasó, no lo sé.
Un biquiño y seguro nos vemos por ahí :)