viernes, 7 de mayo de 2010

CIRQUE DEL SOLEIL



Déjame bailar contigo, que nuestros cuerpos se entrelacen con desesperación.
Déjame bailar sin pisar el suelo, sin órbita, sin simplicidad.
Déjame bailar aunque corramos el riesgo de la caída, que hará más profunda nuestra entrega.
Déjame bailar contigo.

2 comentarios:

Toni dijo...

¡Qué maravilla!
Hacen facilísimo lo que cualquiera de nosotros no puede ni tan siquiera soñar....
Salu2

Carmela dijo...

Toni, tú crees que es imposible?
Probamos?
Dicen que es cuestión de luchar por todo aquello que se desea.
Un biquiño entre tangos y sueños.