miércoles, 12 de agosto de 2009

Y DE NUEVO


Y de nuevo, es en el silencio,
donde me oculto,
porque mis labios,
no osan pronunciar palabras,
recelosos, temerosos,
temen convertir los deseos en palabras,
no ser comprendidos,
así, una y otra vez,
van siendo silenciados,
pudriéndose en su raíz.
.
Así, el silencio se convierte en oscuridad,
me duelen los ojos y las manos
de buscarte en ella.
.
Pasan las horas, los días,
lentos, agobiantes,
tu no llegas y este silencio agónico,
hace mas densa la oscuridad.
.
Y sucedió el milagro,
se rompió el silencio,
cuando llegaste hasta mí,
cálida, tierna, apasionada,
iluminando la oscuridad con tu sonrisa,
besaste mis labios,
rompiendo todos mis temores y recelos.
.
Solo tú, supiste convertir,
mis silencios en palabras.


JAUMEREI

Fotografía Emil Schildt

1 comentario:

Sacra dijo...

En este comentario creo que sobran las palabras, pues tu lo dices todo tan bien, que no queda duda de lo grande que eres.
Cada vez me sorprendes más, y y pensé que había llegado al tope de la sorpresa.
Sigue así maestro y caeremos rendidos a tus pies.
Un beso cálido y humedo meniño.