jueves, 25 de junio de 2009

MI GUITARRA

Suena en mi, un canto de guitarra,
a veces un llanto, otras una alegría,
es inútil callarlo, llora como el agua,
como el viento en la nevada.

Es inútil acallar sus risas lejanas,
ríe como un torrente en la montaña,
como un cascabel de violetas perfumadas.

Llora y ríe mi guitarra,
como una mujer en la arena,
como un hombre en su barca,
enfrentados a caminos infinitos,
con cien encrucijadas,
donde crecen rosas y camelias.

Yo la he querido tanto,
la quiero todavía,
la quiero cuando llora,
y la quiero cuando canta en alegría.

JAUMEREI

1 comentario:

CAMPANILLA dijo...

Precioso lo que expresa la guitarra, deja escapar de sus cuerdas la risa el llanato las emociones y sentimientos de quien sabe escucharla. Un abrazo.