lunes, 12 de julio de 2010

LA MENTIRA


La mentira es como una tela de araña, comienzo por un solo hilo y acaba envolviéndote,  no dejando  ver ni asomo de la verdad.
Se creía con el derecho a utilizarla para protegerse de sus miedos.
Acabó convenciéndose a si mismo de que la necesitaba para poder acercarse sin temer ser herido , para que nadie le volviese a hacer sufrir.
Y vivía con ella siempre por delante con esa disculpa que borraba su pecado.
Mas lo que hacía con ella, era anularse a si mismo y hacer daño a los demás. Aquellos que nunca le habían mentido y habían creído en él.
Los que se le acercaban siempre salían tan heridos como él lo estuvo y se vio reflejado en ellos, en su sufrimiento.
Y una mentira lleva a otra y otra... ¿Como desenmascararse sin sentir la vergüenza del engaño?
Se alejó sin pensar más que en sí mismo, sin darse opción a mirar de frente y decir su primera verdad.
Sin pensar que  le iba a dar alas para volver a ser él, para dejar de estar cansado, agotado, para aceptarse y crecer. Para volver a soñar.
Sin pensar que aquellos a los que les había engañado seguro comprenderían sus motivos. Porque ellos esperaban esa verdad, por el amor que sentían hacia él, porque la amistad pura tiene alma y comprende después de escuchar.
Y se alejo llevando tras sí las cadenas arrastras de años de actuación, de años de miedos, de años de destrozar almas como lo había sido la suya, de frustraciones inútiles.
Un día, al cruzar una esquina tropezó con su verdad.
Ese día volvió a renacer. Ese día volvió a ser él mismo. Ese día sería el primero de sus nuevos días...Ya no tenía forma de volver a huir, ni motivo para hacerlo.

10 comentarios:

Torcuato dijo...

Nunca es tarde para encontrarse y matar la mentira en la que hemos estado viviendo.
Muy bello.
Un beso

Carmela dijo...

Lo malo Torcuato es que hay quien se cree ya su papel y lo pasa al nivel de sentirse víctima de aquellos a quien a traicionado.
Conozco a uno que así lo hace para defenderse del dolor y lo va provocando por ahí a los demás, y cuando le descubren se quiere pasar por víctima.
La pobreza del alma en alguien a quien yo creía superior. Se me cayó un bastión.
Un biquiño y gracias por soportarme.

Carmela dijo...

Por cierto Torcuato, eres duro, eres bueno... :)

Joakim Antonio dijo...

Algunas personas mienten tanto que se convierte en una enfermedad, pero sin duda, el peor es mentira acerca de los sentimientos.

Tenemos que amar de verdad!

Abrazo muy bueno día

Jaumerei dijo...

Desde luego Carmela, no te puedo dejar sola, en cuanto estoy unos dias sin aparecer, resurgen las mentiras, pero ya dile a tu amiga, que coja la escopeta y mate al mentiroso.
Bicos meniña, ya sabes....

Anónimo dijo...

Vaya, que verdad tan grande es este post, precisamente ayer yo hablé con alguien por teléfono que cumple con todos y cada uno de los requisitos que aquí relatas para poderlo encuadrar en tu escrito y además encajando perfectamente, como si fuese un puzzle, una persona sin valor para afrontar sus actuaciones y tener lo huevos de decir ¡sí, soy yo!, una persona que ayer insultó mi inteligencia una vez más y su torpeza le hizo creer que se reía de mí en mi propia cara…

Que casualidad, has escrito un post sobre algo que me ha tocado vivir y sufrir a mí y a muchas otras más, por parte de un cobarde sin escrúpulos, para mi desgracia claro, por ser legal y creer en las personas, por confiar en la gente, ya ves... Que cosas que tiene la vida,nunca deja de sorprendernos. ¡En fin!, c'est la vie...

¡Buen Post!

Un beso para ti con cariño y comprensión. Puedes contar conmigo, si está en mi mano, pero eso ya lo sabes...

Blondie
http://eldivandelloko.blogspot.com/

Anónimo dijo...

QUIERO AÑADIR ESTO:
Lástima que crea que yo me trago sus putos anzuelos de cobardía, así el pobre nunca avanzará...El día que se de cuenta que cuando alguien hace daño de una manera tan brutal después la vida se encarga de devolverle ese daño con creces, ese día se echará las manos a su calvorota, llorará pesaroso, gemirá y pedirá ayuda a gritos desesperados, pero ya no tendrá remedio, ya no le podremos ayudar…

:))

Blondie la del diván, del loko, por supuesto...

Carmela dijo...

Joakím así es.
Que cosa mas hermosa que el sentir y mostrarse tal cual es uno?.
Las caretas siempre acaban cayéndose.
Un biquiño.

Carmela dijo...

Jaumerei mi poeta favorito...
Esta vez fui yo la que te dejé solo.
Mi amiga es antiviolencia, la conoces tanto como yo.
Biquiños cálidos y húmedos de esos que nos gustan tanto a los dos.

Carmela dijo...

Anónima, la verdad buscada tanto tiempo, cuando se muestra ante nuestra nariz es difícil de reconocer.
No desees que la vida devuelva el dolor... que lo haga con la alegría.
Mejor pedir que la vida nos enseñe el camino a seguir para poder rectificar los fallos cometidos.
Un biquiño y esa mano la tienes desde el día en que nos conocimos de verdad :)