domingo, 25 de julio de 2010

ESTÁS EN MI ALMA



Saqué mis ropas y tumbé mi cuerpo desnudo en la arena.
Este comenzó a arder más que nunca, tanto que me dolía hasta el último poro de la piel.
Fue entonces cuando lo miré fijamente y vi tu rostro reflejado en el sol.
Sé que nunca podré escapar de ti, porque estás en el sol, estás en la luna, estás en cada una de las estrellas que me rodean de noche...estás en  la oscuridad total o en cualquier rayo de luz, en el agua del mar cuando me sumerjo...
Y es porque estás en mi alma y como te llevo dentro, seguiré viéndote en todo lo  que me rodea... incluso en cualquier rostro que me mire o al que yo mire.
!Maldito veneno inyectado en sangre!


Foto: Albert Capell

2 comentarios:

Tere. dijo...

Maldito? o necesario para poder seguir...

Hermoso escrito.

Tere. (perdona que entre sin llamar)

Carmela dijo...

Tere, encantada de que nos visites meniña.
No, no es necesario para poder seguir, porque frena la vida o la entorpece.
Te visitaré y espero que sigas con nosotros.
Un biquiño.