sábado, 9 de octubre de 2010

PENSAMIENTOS ENCADENADOS


Hasta las cadenas de metal más preciado se rompen con un simple tirón: oro, platino, plata...
Las cadenas de emails en internet, con no darle a un botón llega para romperlas, por tu parte al menos.
Las cadenas catigadoras para animales y personas con tendencias "sexuales especiales", con no utilizarlas llega para que desaparezcan.
Las cadenas de empresas en el aire, son fáciles de romper o rompen solas, con sólo información.
Las cadenas de sujeción de cualquier cosa, incluso las más grandes,  muy grandes, siempre habrá un instrumento que pueda cortar uno de sus eslabones.
Hay muchas clases de cadenas que se pueden romper, yo diría que todas menos un tipo.
Estas son las cadenas sentimentales, de todo tipo de sentimientos.
A veces, hay quien logra que desaparezcan de su vida con pasar una página, otras por situaciones vividas que su propio cerebro anula.. otras porque hay gente que no es capaz de encadenarse a nada ni nadie, quizás por temores o no tener sentimientos muy arraigados, o un espiritu de libertad de los que son capaces de dominar  a su antojo cuando algo les conviene o no.
Pero hay un tipo de cadenas que sólo algunas personas, sólo algunas, son incapaces de romper porque nacen de un hilo de sentimientos que se arraiga en ellos y se quedan siempre unidos, por mucha empeño que pongas en destruirlas.
Esas cadenas pueden hacer mucho daño, pueden hacer mucho bien.
Daño si el sufrimiento que traen es superior a la felicidad.
Daño si te niegan la libertad, o te cortan caminos o nuevas experiencias a vivir.
Daño si en el momento menos esperado tiran de ti con tanta fuerza, que un sentimiento de angustia retuerce tus entrañas y sabes que te llaman a gritos desde el otro extremo y tu no puedes hacer nada, sólo saber que esa persona sufre y tu le sientes sufrir, compartiendo ese sentimiento.
Quizás no halla cadena buena, quizás todas sean negativas, pero la esperanza de que un día puedas tirar por ellas y llegar al otro extremo, nunca se pierde y ahí, en el otro extremo estén las tenazas para romper el primer eslabón y que tus sentimientos sean libres para poder elegir.
Hoy estoy un poco perdida. Y lo estoy porque hace dos días tiraron de mi cadena invisible y sentí un dolor muy fuerte desde el otro extremo.
Desde ese día siento dolor y cada eslabón me quema, y también me quema la incapacidad de poner fin a esa unión, porque perdí la esperanza de conseguirlo.
Aunque si lo pienso bien, igual no quiero que se rompa, igual es eso, deseo que ahí siga...


Foto: Carmela

16 comentarios:

curro dijo...

Carmelilla todos tenemos cadenas y de todo tipo y las cadenas no se rompen si no es por ambas partes. Tú mlos has dicho que todavía tienes una que por otro extremo esta rota pero que tu quizá no quieres que se rompa. Por cierto como es nuestra cadena, yo lo dejo de momento en solo una cuerda jajaja. Un biquiño pa la mas guapa de las galleguiñas.

Toni dijo...

Pues hoy es sábado...ponte bien guapa, ¡y al ataque!.
Espero que las únicas cadenas que veas hoy sean las que te aten a la cama para disfrutar...
;)

Besosss!

Salu2

"A Trancas y Barrancas" dijo...

Las peligrosas son las invisibles, jamas veras por donde caminan los eslabones, por donde puedes cortar uno o dos para romper la cadena. Las visibles siempre pueden unir o separar en el momento que uno quiera.
Carmela, el mundo es una cadena cuyos eslabones son vidas de los que cuelgan sensaciones y sentimientos. LLegara un dia una rosa que rompera tu cadena para rodearte con otra.
Besos de colores.
Amparo

Carpe dien

reltih dijo...

una plaqueta, dos plaquetas, 3 plaquetas, IV plaquetas, 5VIseven8IX Y TEN-ME... ect,ECT.
besos

Andri Alba dijo...

WOW, QUÉ BONITO EL COMENTARIO DE RELTIH. Y SÍ, LAS CADENAS ES LO QUE TIENEN, QUE ENGANCHAN.

LA FOTO ESTÁ MUY CHULA, NÍTIDA COMO EL SONIDO DE TU VOZ PLASMADA EN TUS LETRAS.

UN ABRAZO, CARMELA.

BENDICIONES Y GRACIAS POR COMENTAR EN MI BLOG.

Adolfo Payés dijo...

Un paso inesperado ante tu espacio, me doblego y acaricio así tu presencia escrita…

Pido disculpas por mi ausencia y por este pequeño mensaje, que publico en la mayoría de los blog que visito.

Un abrazo
Saludos fraternos a todos…

Melody Paz dijo...

Odio las cadenas y odio que alguien las tenga, me hace sentir un fantasma, y todavia no lo soy. Del único modo que las tolero y disfruto, es para romperlas, o como dice Tony, para gozar.
Biquiñosss

Akua dijo...

Ánimo amiga, parece imposible, pero no es cierto. La vida es lo que tú quieres que sea. Cumple tus deseos y no los de los demás.

Un besazo.

Carmela dijo...

Hay cadenas, o hilillos que no se llegan a romper nunca.
El porquë? No lo sé, pero así es.
Y si, aquí, entre nosotros también hay una cadenita que nos une a todos. Esa es una parte de las partes buenas de las cadenas sentimentales.
Un biquiño Curro.

Carmela dijo...

Toni...Un gran beso meniño.

Carmela dijo...

Te desea a ti lo mismo Amparo.
Nos llegará ese día, nos tiene que llegar.
Un biquiño amiga.

Carmela dijo...

Hoy estoy corta realtih, no te capto.
Pero bueno, algo positivo seguro.
Un biquiño.

Carmela dijo...

Adri, gracias a ti por entrar y estar aquí.
Me alegro que comprendieras a reltih... sigo pensando.
Un biquiño.

Carmela dijo...

Adolfo, las ausencias, mientras sean por algo bueno, bienvenidas sean.
Espero que sea tu caso meniño.
Un biquiño muy muy grande.

Carmela dijo...

Melody, las cadenas no siempre puedes escoger tenerlas o no.
Tu, que dices que no tienes cadenas , seguro estas rodeada de muchas. Piénsalo bien.
Un biquiño muy grande.

Carmela dijo...

Akua... hay veces, ocasiones muy raras en que no tienes tu el poder de romperla cadenas.
Hoy conexiones que no se pueden romper con nada.
No te lo puedo explicar mejor, pero así es.
Un biquiño guapa.