jueves, 22 de septiembre de 2011

NI ELLA ES DON QUIJOTE...


Ni ella es Don Quijote, ni está en la Mancha y ni el molino se parece.
Ni lucha por su Dulcinea, ni tiene un Sancho Panza ni se cree un caballero.
No tiene armadura, ni una espada, ni siquiera caballo.
Con las manos vacías y sin protección, mira asustada al monstruo que tiene delante.
Desea estar loca, que sea una alucinación, que no tenga que luchar, que no exista el gigante.
Pero no es la protagonista de un libro, sino una mujer normal, con un monstruo real.
Mujer paralizada que es consciente de que tiene que dar pasos hacia él, enfrentarse, encararse y vencerle.
Yo le digo que despacio.. que dé el primer paso cuando esté segura de cual va a ser la dirección.
Me mira; sus ojos están tristes, baja la mirada, sus piernas flaquean y se deja caer.
Me alejo de ella y allí se queda ante su miedo.
Me acerco a aquel gigante. Mirándolo me compadezco y dudo... dudo cual de los dos va a ser el vencedor de la batalla.


Foto: Carmela-Alberto

10 comentarios:

curro dijo...

Vencer al monstruo no es facil, so,o tienes que mirar su punto debil, que seguro que lo tiene y asi triunfaras. Un biko

etxegoyen dijo...

Qué bonito escrito, compañera... Y luego, a la pelea, pues...

Anna Jorba Ricart dijo...

Dos fuerzas enfrentadas aunque con el miedo hay debilidad y eso poco ayuda...
Me ha gustado.

rosscanaria dijo...

Divino Carmela, seguro que ella vencerá porque tiene el valor de enfrentarse primero a su miedo y después al monstruo...
La foto preciosa.
Lindo fin de semana mi niña y ya sabes que TQM,

Lola dijo...

Si la fuerza le falta, tiene miles de manos para darsela. Besos

Carmela dijo...

Curro, paralizada está ahora. Ya tendrá tiempo de pensar en ese punto débil... aunque piensa que el monstruo no es humano...
Un bico cariño.

Carmela dijo...

Etxegoyen, llegará el momento de la pelea, eso seguro.
Musus bata compañeira.

Carmela dijo...

Anna... quizás el monstruo tenga miedo también. Nunca se sabe :)
Bicos grandes meniña.

Carmela dijo...

Rosscanaria, como tú dices,el miedo primero, meditar la forma de vencerlo después y la batalla meniña.
Un biquiño muy grande para ti.

Carmela dijo...

Lola... no, no tiene miles de manos, ni siquiera docenas... quizás ni pares :)
Está sola ante sus miedos, ante su vida.
Igual pierde, igual gana... creo que no le importa en este momento.
Bicos grande meniña.