sábado, 7 de agosto de 2010

MARES DE CARACOLAS




Ahora ya no busco entre mares de  caracolas, pues he perdido la esperanza de encontrar una pura y bella.
Ahora sólo espero a que me encuentre ella, mientras me sigo recostando sobre su lecho, aunque hagan daño.


Foto: Carmela

4 comentarios:

vazquez74 dijo...

Bella metáfora, aunque hay que pensar que aún quedan diamantes entre tanto fango.
Saludos.

elintimistasecreto dijo...

Las que más daño hacen son las caracolas rotas.
Besicos.

Carmela dijo...

Yo busque diamantes y sólo encuentro falsificaciones vazquez jajaja.
Un biquiño fermoso.

Carmela dijo...

elintimieta, de eso está lleno, de caracoles rotos.... :)
Y si, hacen daño, muy daño meniño.
Ya sabes, un biquiño en comisura de labios.