lunes, 23 de agosto de 2010

ACARICIÓ MI CUERPO CON TUS MANOS



Y quise celebrar nuestro aniversario de olvido y te vi a lo lejos y él se acercó y yo dejé que te acercaras.
Aparecí en el lecho con él tendido a mi lado y yo te susurraba mi amor quedo, muy quedo, tanto que sólo me escuchaba mi corazón y mi alma. Y él me susurraba mientras yo te escuchaba.
Acariciaste mi cuerpo con sus manos y yo te acaricié a él, como siempre lo hicimos, con esa pasión que se acrecentaba en cada suspiro.
Y mientras cerraba los ojos te veía y él me veía con los ojos abiertos deseoso de hacerme suya, mientras yo deseaba ser tuya.
Mientras me penetrabas él gemía y yo gemía contigo al unísono, como siempre, con perfecta sincronización de amantes perfectos al son de deseos contenidos.
Y mis orgasmos te llenaban plenamente sabiéndolos tuyos, mientras él me decía que no había conocido a nadie igual, y se corrió dentro de mi y sentí como tu pequeña muerte dejaba tu tesoro entre mis piernas.
En ese momento, en ese preciso momento grite tu nombre.
En ese momento él se levantó del lecho y se alejó en silencio.
Me quedé contigo dentro; no querías salir ni yo que salieras y así nos dormimos, uno sobre el otro hasta que el sol asomó por el horizonte.

8 comentarios:

Pedra do Sertão dijo...

El texto es demasiado "poética y sensible ... abrazo

Adolfo Payés dijo...

Hasta que amanezca.. que bello sentir.. el escrito esta excelente.



Un abrazo
Saludos fraternos...

Que disfrutes la semana...

rubo dijo...

Excelente texto, muy profundo, escrito tal y como siente una mujer. Estupendo.
Un saludo.

lidia dijo...

MARAVILLOSO POEMA!! poeta,si no te molesta,te sigo con favoritos...gracias por comentar en mi blog
un abrazo inmenso
lidia-la escriba

Carmela dijo...

Pedra moitas grazasssssssss
Bicos.

Carmela dijo...

Adolfo, todo un honor tus palabras meniño.
Saludos fraternos para ti también.

Carmela dijo...

Rubo... ¿tal y como siente una mujer?
¿Hay mucha diferencia? :)
Un biquiño en comisura de labios cariño.

Carmela dijo...

Lidia, gracias a ti también y como me va a molestar que nos sigas. Es todo un honor viniendo de ti meniña.
Un biquiño muy grande.