martes, 15 de junio de 2010

SABANAS HÚMEDAS



Una sensación de placer acariciaba su piel cuando abrió los ojos
Desnudo, entre sábanas de algodón, recordaba el maravilloso sueño que había tenido..
Sus labios sobre los de ella, mientras sus cuerpos se movían al compás de sus deseos.
La sentía tan cerca que en sus dedos aún sentía la suavidad de su piel, el contorno de sus pechos y de sus caderas, y en sus oídos escuchaba su nombre entre gemidos de placer, sus "Te amo" entrecortados, su respiraciones profundas mientras se elevaba una y otra vez.
Fue tan real el sueño, que comprendió el porqué de aquel despertar tan placentero, cuando sintió entre sus piernas y las sabanas húmedas, el río de amor y de deseo que de él había nacido.
Mas se sintió mal, cuando comprendió que no debería de ser así. Que dentro de ella tendría que estar y no sobre su cama y sobre su cuerpo.
Sabía que volvería a suceder porque la había deseado, la deseaba y la desearía, y que esos sentimientos no se podían reprimir y menos durmiendo.
También sabía que el culpable de no tenerla allí, a su lado era él y que jamás podría dejar de pensar en ella.
Que por mucho que se reprimiese estando despierto, por mucho que intentase olvidarla, los sueños no se pueden controlar. No hay cárcel que los guarde ni cobardías que los aten.
Seguiría sobre ella, bajo ella y la abrazaría contra si con ganas reprimidas.
Y si, soñaría  tanto despierto como durmiendo, porque no podría jamás sacarla de su corazón.

10 comentarios:

Toni dijo...

Es que los sueños no están penalizados por la hipocresía...
Magnífico relato amiga.

Salu2

Cele dijo...

Los sueños forman parte de nuestros deseos, de nuestros miedos, sin limites, no los conocen.
Un abrazo

Curro dijo...

El sueño es la consecuencia del pensamiento, y desde luego es una putada no poder tenerla y que el sueño te la devuelva una y otra vez, muy bueno el relato.

carmen Silza dijo...

El sueño es el alimento del alma...es la cura de nuestras penurias...a soñar!!!besicos buenas noches

Campanilla - GUMIEL dijo...

El sueño es insconcientemente lo que deseamos que suceda, un relato precioso y un precioso momento de amor.

Carmela dijo...

Si Toni, nadie penaliza los sueños, no son pecadores ni culpables y la hipocresía no cabe en ellos.
Gracias por tus palabras mi encapuchado favorito.
Biquiños.

Carmela dijo...

Nadie le puede poner límites a lo sueños, incluso aquellos que ni los recuerdan.
Un biquiño muy grande Cele.

Carmela dijo...

Si, quizás te esclavizan a no poder olvidar por mucho que lo intentemos Curro.
Un biquiño amigo.

Carmela dijo...

Alimento de nuestra alma...
Cura de nuestras penurias...
Carmen Silza, quizás lo sean los sueños deseados cuando estamos despiertos.
Mas cuando son sueños que no puedes controlar y te sientes culpable o sientes dolor por algo cometido y sueñas con ello, quizás lleguen a ser pesadillas.
Todo depende meniña, depende de qué clase de sueño sea.
Bicos.

Carmela dijo...

Si, sueños sin límites, sin fronteras, sin horizontes?, sin futuro?...
Campanilla... :)
A veces es mejor no dormir. Yo soy una experta en ello.
Gracias fermosa poetisa por tus palabras.
Gracias a todos por estar aquí, haciéndome compañía, enseñándome tantas cosas...
Gracias...