viernes, 10 de diciembre de 2010

TRAS EL CRISTAL 2


Se ha colado en la tribuna de una iglesia cualquiera.
Allí escondido en la oscuridad y tras la vela puesta por el, le pide a el dios, no sabe bien lo qué.
No sabe si ser  perdonado, o perdonarle a él por consentir aquel mundo donde le adoraban algunos que predicaban sus buenas obras, mientras almas sufrían en sus manos abusos y vejaciones.
Hijo bueno, sombra de hermano adorado por sus padres, le llevaron a un seminario aún no sabe el porqué, pero sí el daño que le causó.
No importó su rebeldía de seminarista obligado, sino que aún fue vejado por cura pederasta que le mostró la peor cara de aquel mundo de rezos y plegarias.
Le obligaron a la sumisión de pensamientos y actos,  más nadie supo que  entre rezos, escapaba a leer historias de hombres libres que le hacían transportarse a un mundo mágico donde los sueños no estaban coartados y  con que un día sería libre como ellos y podría volar.
Así, con esos libros entre manos, fue capaz de encararse con el destino no deseado y medio escapar de aquellas normas, leyes y vicios que le dejarían marcado para el resto de su vida, tanto, que aún no había podido desligarse por completo.
Había salido de su aula, después de intentar inculcar lo poco bueno que de allí se había traído y fue cuando se dirigió a la iglesia.
Salio despacio, antes de acabar la ceremonia de la cual ni se había enterado.
Llegó a casa y abrió su ordenador esperando que ellas allí estuviesen.
Hoy necesitaba desahogarse como fuese, mientras en su mano, seguía estudiando el kamasutra, libro indispensable para aquellos menesteres que no le había abandonado desde que le mostró la magia de hacer gozar y saber gozar.
Cuando lograse embaucar a alguna de la lista, con palabras aprendidas con tanta lectura, quedaría con ella y desahogara sus deseos sexuales más fantasiosos.
Después se iría a su  cama, con otro libro que lograría hacerle volar de nuevo y estar listo al día siguiente para ver la cara de sus alumnos y no decirles lo que de verdad pensaba.


Foto: Carmela.

16 comentarios:

Lola dijo...

Personalidades ocultas, deseos llevados a cabo, no me parece mal mientras no hagan daño a nadie... Lo sabio sería mostrar como son realmente y dejar de fingir algo que no sienten. Muy buen relato Carmela. Un beso

Verónica dijo...

Hola Carmela, me ha encantado tu relato.
La pederastia, está en cualquier lugar, y que triste que alguien sufra de esos abusos, ya que hacen sentir muy mal a la víctima de ellos.
Buen fin de semana
Abrazos

Carmen Silza dijo...

Como dice Veronica, esta lacra está en cualquier lugar..Hasta en la casa de uno...por todas partes..todos somos humanos...Lo peor de esto es que van dandose golpes de pecho...pero fuera de ahí, también van de buenos...buena entrada Carmela...besos y buen finde

reltih dijo...

excelente rabioso relato!!!! siempre es un gustazo visitarte.
besos

Rocío dijo...

Diosssss y nunca mejor dicho...A este hombre le conozco.....y tu tambien Carmela y como diria mi abuela...Libranos Dios de las aguas mansas que de las bravas me libro yo...Me ha encantado aunke...ya sabes lo que pienso..Duele aún..pero no por mucho.Besoss

Akua dijo...

Uf!! cuántas personas viven una vida que no desean y que se les ha sido impuesta, disimulando a cada hora del día...

Muy buen relato.
Besos.

don vito dijo...

Hola Carmela,es un bello relato, hermosísimo, un placer regresar a tú casa, vengo para quedarme, gracias por todas tus bellas letras, un placer, pasa buen sábado, besos.

curro dijo...

Todos tenemos varias vidas que vivimos a la vez, y algunas fingidas y otras que nos gustaria vivir, eso denota la cobardia del genero humano, de no ser capaz de de ser realmente lo que es. Que asco, todos cobardes, hasta yo y tu tambien Carmela. Un bico o mejor dos para conformarnos.

Carmela dijo...

Lo malo Lola es que sí hacen daño y mucho.
No saben ser si mismos a destrozan.
Un bico meniña.

Carmela dijo...

Veronica en todas partes.
Es una lacra mucho más grande de lo que te imaginas.
Bicos.

Carmela dijo...

Carmen, así es, ellos son buenos y sus deseos justos y normales...
La cabeza hace estragos
Bicos y buena semana

Carmela dijo...

Reltih, el gusto es tenerte aquí.
Gracias por estar.
Biquiños marchosos.

Carmela dijo...

Hay tantos iguales Rocío... verdad?
Un biquiño de los más grandes.

Carmela dijo...

Cuantas personas viven una personalidad que no es la suya... motivos? El psiquiatra, sin más.
Bicos Akua

Carmela dijo...

Don Vito, un placer leerte a ti. Eres genial.
Un honor tenerte entre nosotros.
Biquiños muy grandes.

Carmela dijo...

Curro, no estoy de acuerdo contigo.
Una cosa es tener sueños, otra tener vidas.
Yo tengo mi vida y es siempre la misma, pues si no fuese así, tendría doble personalidad.
Por ahora me mantengo firme y se lo que quiero.
Biquiños malosisimos más que nunca jajaja