viernes, 24 de diciembre de 2010

EL FANTASMA DE LAS NAVIDADES PASADAS


La fiebre quema mi cuerpo, quema mi alma.
La sangre recorre mis venas como lava de volcán, doliendo, tanto como si en el infierno me hallase.
Huyo de  casa entre espasmos y sudores buscando no sé lo que.
Mi mente ofuscada, confundida entre fiebres y porqués, arrastran mi cuerpo tambaleante.
Mis manos buscan en el vacío al fantasma de las Navidades pasadas,que entre nieves y ríos de sangre me llevaron a la media locura.
Locura que creí ya cordura y que ahora, sin quererlo me ha topado de nuevo arrastrándome con ella.
He encontrado nuestro barco kapitaina, más no es el navío en el que viajamos recorriendo mares, descubriendo tesoros, en días y noches de aventuras.
No es el barco en donde amamos, en donde reímos, en donde lloramos, en donde abrazados nos dormimos días tras día en nuestra Odisea compartida.
Sino que es el macabro esqueleto, de lo que un día pudo ser  y no fue, varado en medio del asfalto de la ciudad, frío como la noche que me rodea.
Intento no caer al suelo, mientras mi sangre-lava, me va destrozando por dentro y la razón intenta hacerme comprender lo incomprensible, lo ilógico, lo absurdo...pero no puede, no puedo, nadie puede, pues el sin sentido no entra en una mente cuerda, y yo no me quiero dejar llevar de nuevo por el fantasma de las Navidades pasadas, no, no quiero. Por eso me dejo llevar de la mano, entre la fiebres y espasmos, otra vez a mi cama, dónde el colchón ya tiene el contorno de mi cuerpo dibujado de tanto abrazarme.

Foto: Carmela

12 comentarios:

RELTIH dijo...

SE NOTA QUE PATA TI, LOS DÍAS TAMBIÉN TIENE 24 HORAS.
BESOTES PARA TI.

elintimistasecreto dijo...

Deja los fantasmas, es un consejo, y de fantasmas entiendo yo un rato largo. Siente tu pulso, siente tu calor, aunque sea en la imaginación. Si estuvieras cerca nos íbamos tú y yo a tomar por ahí un par de copas, o dos pares, y ya verías donde terminan los fantasmas.
Sonríe, mi niña. ¡Que tengas muy Feliz Navidad!
Besos

Tiovivo dijo...

Ufff los fantasmas del pasado, del pasado son y ahí se deben quedar.

Este año yo tenía miedo por los fantasmas del pasado, pero estoy enfrentándome a todos de cara y de una sola vez y me siento muy feliz disfrutando del día a día de estas fechas con mis seres más queridos.

Feliz Navidad y como dice elintimistasecreto, si estuvieras cerca nos íbamos a tomar una copas y ya verías donde quedaban esos fantasmas jejeje
Un besazo

campoazul dijo...

Hay fantasmas que no se da ido, ni a empujones.

Besitos.

jaumerei dijo...

Meniña, dejate ya de fantasmas, que esos hay muchos, y ademas salen corriendo cuando les da la luz.

querote meniña nicos ya sabes :-)

Carmen Silza dijo...

Carmela te deseo lo mejor para el 2011...un año lleno de amor y felicidad...y sobre todo sin fantasmas..jejeej...besos y abrazos amiga..Muakk!!

Carmela dijo...

Así es Reltih, a veces muy largas, otras tan cortas...
Un biquiño poeta.

Carmela dijo...

Esos fantasmas elintimista, que nos persiguen en las noches de dudas y miedos, arrastrando cadenas con tantos eslabones como sus pecado...jajaja.
Meniño, ven a buscarme y vámonos un día de copas para no sentirlos más, vale?
Biquiños muy grandotes.

Carmela dijo...

Tiovivo, a ti te digo lo mismo.
Pero eso es lo mejor... cogerles por la cadena y tirarlos al suelo. Así veremos que hay bajo la sabana... jajaja.
De narices me di estas navidades con uno que ya tenía en otra historia y me ha descolocado un día de 40 de fiebre que no bajaba.
La fiebre se fue, el fantasma también.
Y te digo lo mismo que al intimista que también sabe tanto de fantasmas del pasado; juntemonos los tres y de copas, que buena falta me hace.
Bicos grandotes.

Carmela dijo...

Campoazul, es verdad, que pena eh?
Al mío estoy pensando el quemarle la sábana, es más, lo voy a hacer, que te parece?
Bicos linda.

Carmela dijo...

Jaumerei, mi poeta favorito, claro que lo sabemos los dos,que aún encima son cobarde, por eso se tapan con sabanas.
Pero a este como que no le voy a dejar ir, no.
Le pondré el foco en pleno rostro jajaja.
Bicos cálidos y húmedos mi poeta.

Carmela dijo...

Carmen y yo a ti también.
De mi fantasma, como ves, me voy a encargar para que no vuelva mas.
Le está bien por pesado jajaja.
Rebicos fermosa.