jueves, 6 de junio de 2013

NI ME ROZARÁS



Como un ladrón vienes a robarme los sueños.
Me miras en la distancia con ojos de ayer, que dejaste se esfumara.
Lejos están aquellos días, tan lejos, que por mucho que tiendas la mano, ni me rozarás.
Y pasan los meses, y pasan los años, y ya solo somos sombras de pasado.
No invadas mis noches, único camino por el que aún puedes entrar, porque si las invades, no podré borrarte nunca y te quiero nada, un nada sin letras, sin notas, sin palabras, sin deseos, sin, nada, vacío.
¿No entiendes que te siento pensar en mi?
Lejos quiero esas cadenas que un día nos unieron, lejos, tan lejos que sean humo, que las lleve un solo soplo de aire de brisa marina, porque aún me duelen.
Y no quiero ese dolor vano que solo quema y hace daño, no, no quiero sentir que aún piensas en mi,  escapatoria a tu sentir de soledad.
Aquel “te quiero” ya no quiere, solo es rescoldo, aunque siga dejando huella en mi piel, pero ya mi piel, o de otro, pero no tuya.
Aléjate de mis sueños, que te siento y no quiero despertar amor.
Aléjate amor, aléjate…

Foto: Carmela


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Y sin embargo te quiero........

Gerardo Omaña dijo...

Ya no quiero sentir tu respirar ni que mi sangre crepite en los deseos de una pesadilla, donde al despertar, mis ojos te miren iracundos.
Besos para tu alma!!

Carmela Leiro dijo...

Ya no quiero... Un biquiño muy grande Gerardo :)