martes, 4 de junio de 2013

PALABRAS



No os cultivo porque tengo hambre y necesito alimentarme.
Ya no puedo dar más que el silencio de vuestro asesinato.
Sé que ya no seré la misma, pero también sé que sobreviviré.
Mientras os mastico, el crujir de vuestro dolor es el mío y lloro por vuestra ausencia.

Perdonadme