domingo, 9 de octubre de 2011

A PUNTO DE ROMPERSE.


Desde el amarradero tiro con fuerza de la cuerda hacia mi.
El mar no te trae, sino que parece que se esfuerza por alejarte más y más.
Miro cansada, me siento en el suelo húmedo y pienso en qué más puedo hacer para atraerte a mi lado y no dejarte vagar a la deriva...cuando me doy cuenta de que la cuerda está a punto de romperse.
Ahora, si tiro yo sola rompe y si tú no haces nada por acercarte, será el fin de la lucha.
La separación será para siempre y ya nunca nos encontraremos en el mismo puerto.
Vagarás por otros mares y yo caminaré por otras sendas donde nunca más tropezaremos.
Ahora ya no soy yo la que me tendré que esforzar, sino que será cosa tuya, aunque suave pero sin pausa antes de que la soga se rompa por completo y no tenga remedio.
Sigo sentada esperando, pero sé que no aguantaré mucho tiempo, pues el cansancio me está venciendo.
Tú serás el que tenga que acercarse si no me quieres perder para siempre, si no quieres alejarte para siempre de mi.
Tú decides,  mientras yo, agotada, espero... pero es que estoy muy agotada ya... pero espero, aún espero...

Foto: Carmela

7 comentarios:

Carolina dijo...

Fuerte y duro el escrito. ¿Como dejar ir a quien queremos...? Pero, también
dicen, si se va y vuelve es porque te pertenecía, y si no regresa es porque nunca lo fue...

El cansancio puede agotar...

Besitos de luz y esperanza, preciosa.

Anna Jorba Ricart dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anna Jorba Ricart dijo...

Me parece que es una decisión de dos, y si no se ponen de acuerdo que se rompa la cuerda....así cada uno podrá seguir su vida por su lado y enriquecerse con otras emociones.

Mar Horno dijo...

En una relación siempre hay uno que lucha más para que la cuerda no se rompa y el otro se deja llevar. Un beso.

Carmela dijo...

Así es Carolina, quien se va y no aparece es porque no valía la pena.
Bicos grandes meniña.

Carmela dijo...

Anna, si, claro que si, la libertad ante todo.
Bicos.

Carmela dijo...

Mar, eso también es verdad, pero a veces ni se dejan llevar.... se quedan varados.
Biquiños meniña.