martes, 11 de octubre de 2011

NUNCA MÁS


La cuerda se rompió. Sus esfuerzos fueron vanos y poco valorados. 
Sentada en la amarradero llora lágrimas de abandono, de lejanía, mientras ve como él se hunde en el vacío por decisión propia, dejándola a ella tirada en la otra orilla.
Dejó atrás pasados felices, dejó presentes compartidos, dejó futuros esperanzadores, dejó todo... por cobardía.
Mira su dejadez, su sumisión, su no lucha, su falta de coraje... mira sin poder hacer nada más que llorar su pérdida.
La noche llega, está aterida por el frío y levantándose, se aleja sin mirar más.
Tiene pasos que caminar, más batallas que lidiar, más futuro por delante que una lucha en vano por alguien que no la supo valorar, que no la supo amar, que no supo jamás lo que era el amor de verdad.
Camina encogida pero segura hacia un futuro incierto, pero caminará.
Jamás fue cobarde, aunque sí sabe lo que es sufrir pérdidas que le rajaron el corazón. Sabe lo que es el dolor del abandono, que la hicieron sentir tantas veces pequeña... muy pequeñita. 
Pero pequeñita avanza, paso a paso, dejando tras sí un rastro de lágrimas.
Quizás sea siempre así, quizás no halla nada más que lágrimas en su futuro, pero no cejará. Buscará la felicidad, pese a aquellos que cruzándose en su camino la hirieron hasta destrozarle la vida.
Pero también recuerda que esta vez a punto estuvo.
Mira la herida de su muñeca; ya es una cicatriz. La piel nació de nuevo. Ya es pasado. Nunca más... nunca más... nunca más...  nunca.... nunca... nadie se lo merece, nadie, no, nadie... no...no... nadie.... no...


Foto: Carmela

12 comentarios:

Carmen Silza dijo...

Nunca más Carmela,vamos a darle paso al pasado,y vivamos ahora....Besos amiga

rosscanaria dijo...

Que triste y desoladora es a veces la vida...
Volver a vivir y que te vuelvan a romper el alma pero es que hay que seguir adelante siempre, pase lo que pase,
Millón de besos Carmela que TQM mi niña,

curro dijo...

Carmela no te atormentes asi, que la vida todavía tiene mucho que darte y si una puerta se cierra, otra indudablemente se abre. Un beso

MORGANA dijo...

Un millón de besos y gracias.
Hasta siempre.

carlos de la parra dijo...

El alma siempre se restablece.
Al que no hay que dañar es al cuerpo. Si a éste lo cuidas todo está bien.
La mente es por donde entra el error . Al ver aparecer cualquier cosa que nos haga daño, dale ZAP, como a canal de la tele y te pones a pensar cualquier cosa que te lleve a mejor fin.
Es tan corto el turno, y hay tanto mejor que hacer.

Rosemildo Sales Furtado dijo...

DEUS fecha a porta, mas deixa sempre uma janela aberta.

Muito obrigado pela honrosa visita e o amável comentário.

Beijos,

Furtado.

Carmela dijo...

Nunca más Carmen, estate segura.
Bicos niña dulce.

Carmela dijo...

Rosscanaria... no sé si siempre es así... no sé si alguna vez acabará.
Lo que sé es que nunca es igual, pero se pasa muy muy mal.
Mejor lejos este tipo de experiencias.
Un biquiño grande meniña.

Carmela dijo...

Currito mío, que tanto da que se abran puertas o no, no pienso entrar.
Un biquiño amigo que siempre está ahí. Querote.

Carmela dijo...

Morgana, otro millón para ti. Cuidate cariño.

Carmela dijo...

Mestre Carlos, primero alegría al verte aquí, y si, quizás tengas razón... pero el cuerpo va acoplado al alma y no es tan fácil dar carpetazo cuando duele.... duele....
Dejemos pasar el tiempo y respiremos.
Un biquiño muy muy grande.

Carmela dijo...

Rosemildo, un pracer terte por aquí.
Deixemos uma jamela aberta :)
Moito obrigada pola tua visita.
Biquiños grandes.