lunes, 7 de febrero de 2011

CONTRADICIONES


Sé que fui gaviota herida,
que me rompieron las alas,
pero es que esas alas nunca supieron volar.

-No volaste porque no quisiste cobarde. Mejor esconderte de ti misma y entregarte a los demás.

Las arrastré toda la vida,
sabían que aún servían,
cuando las sacudía dentro de mi jaula,
por mi muy bien construida.

-Y con que placer la fuiste creando. Cada barrote era de oro para sí cegarte y no ver más allá de tu nariz.

A cada  barrote abierto,
se me cayeron cien plumas pero lo conseguí,
y aún sin poder  volar, de allí salí.

-Si, saliste porque comprendiste que si no te enfrentabas con ti misma, de allí no saldrías mas.

Ahora mi plumaje está lustroso,
mis patas fuertes  y la cabeza erguida
y mis alas baten seguras elevándome con facilidad.

-No te engañes a ti misma, creyéndote lo que aún no lograste. Mírate al espejo y enfrentate a lo que hay.

Por fin vi lo nunca visto,
mi vida dio tantos giros,  abrí tantos caminos,
tengo todo el cielo para mi.

-Has visto lo que en realidad ofrece y el camino no es tan fácil como pensaste. Diste tantos giros rápido, quisiste correr tanto que te diste de nariz.

Y no vuelo sola, sino rodeada de tantas otras,
expertas en vuelos que soy feliz.
de tener con quien aprender y compartir.

-Que van y vienen, pues nadie puede enseñarte el camino correcto. Deja de seguir, pues nadie esta mejor que tú, nadie es feliz.


Por eso no me puedo explicar,
el porqué vuelvo a sentir,
esa angustia que me ahoga 
y no me deja respirar.

- Porque arrastras contigo el miedo de tantos años y has comprendido que el mundo es una telaraña muy difícil de sortear.


Pero seguiré elevando mis alas,
y la conseguiré dejarla atrás, en algún camino
por el que no volveré a sobrevolar.

-Espera sentada si aún no has comprendido que esa angustia morirá contigo, que nunca quedará atrás hasta que no te enfrentes a ella.


Y seré feliz habiéndolo conseguido,
y podré enseñar a otras con mi experiencia,
que todo es tan difícil como queramos,
y en nuestras manos está vivir lo no vivido.

- Esta mujer está como un cencerro...Juan Salvador Gaviota sólo es un libro y ahora se cree la protagonista... Jasús, jasús...


Foto: Carmela

8 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Después de tanto tiempo, espero poder ponerme al día con todos y todas..
Recomenzar el año con la vida en brazos es lo mas bello del amor..

Un abrazo
Con mis
Saludos fraternos de siempre...

OZNA-OZNA dijo...

esta asturiana te da las gracias por deleitarnos con tus bellas y bien reflejadas contradicciones, un besin muy grande.

Anónimo dijo...

Lo importante es el intento, y ponerse en camino, eso es ser protagonista de nuestra vida, intentarlo tantas veces como haga falta hasta el último aliento.
Me gustó mucho tu diálogo contigo misma.

Carmela dijo...

Adolfo, y nosotros leerte a ti.
Un biquiño y gracias por la visita.

Carmela dijo...

ONZA-ONZA, un placer tenerte aquí.
Bicos de colores.

Carmela dijo...

Anónimo conocido, la protagonista de este post seguro de cejará en la búsqueda.
Bicos

Tiovivo dijo...

Ahí esta el camino marcado con el gran conocimiento de lo vivido, de los fallos y los aciertos, pero desde luego con un gran camino por delante.

Carmela dijo...

Tiovivo. o un pequeño camino, que mas da?
Bicos fermoso