martes, 21 de septiembre de 2010

TROPECÉ


Soy feliz porque por fin te he encontrado.
Tantos meses buscando a ciegas y por fin hoy tropecé  contigo.
Y fue sin querer buscar ya, dando por hecho que ya no podría navegar por mas mares, ni luchar contra mas tormentas, ni abrir mi vela a la suave brisa marina.
Hoy miré hacia donde no sabía mirar o hacia donde no quería mirar y te he encontrado.
Y no sentí rencor porque no sé lo que es rencor.
Ni sentí odio, porque no sé lo que es odio.
Y me preocupa no saber lo que es eso, pues son armas  fáciles para poder defenderte y olvidar,  pero sólo te he mirado y acariciándote, te he guiñado un ojo con cara de complicidad.
Me he soltado, pero antes de irme volví la vista y me diste pena ; no quiero verte así clavada en la arena con riesgo a no poder moverte mas. Así que te limpié la herrumbre y te he llevado conmigo.
Ya no seré tu prisionera, pero sí podremos varar en algún sitio perdido y, ¿quien sabe que aventuras nos esperan?
Sentémonos en la playa y a esperar que suba la marea...


Foto: Carmela

10 comentarios:

Ernesto y Felisa dijo...

....Que hermoso texto, féliz de haberme tropezado con él... Un saludo. Felisa

Adolfo Payés dijo...

Lo que siempre esperamos en la vida donde, enlazar el tiempo..

Precioso..


Siempre es un placer leerte..

Un abrazo
Saludos fraternos..

Susy dijo...

Precioso.Sinceramente precioso

Torcuato dijo...

Además de buenos textos también realizas bellas fotos.
Un beso.

Carmen Silza dijo...

Me ha encantado,un abrazo

Carmela dijo...

Feliz de que estés aquí Felisa.
Un biquiño muy grande y gracias.

Carmela dijo...

Adolfo, si, se enlazará :)
Un biquiño en medio de tus abrazos.

Carmela dijo...

Susy, preciosa tu meniña.
Me encanta leeros y que aquí esteis.
Gracias de corazón.

Carmela dijo...

Torcuato, me gusta la fotografía de siempre, cosa que heredó mi hija, que es fotógrafa :)
Yo hago lo que puedo
Biquiños sabrosones meniño

Carmela dijo...

Carmen, y a mi me gustas tú, tu dulzura. Aprendo mucho de ti, gracias.
Un biquiño guapa.