jueves, 30 de junio de 2011

TRAS EL CRISTAL OCHO



Da mil vueltas en la cama.
El estómago le duele, las entrañas se le encojen y no entiende el por qué.
Se pregunta hasta que punto es gaviota, si lo es de mar adentro o de orilla. No lo sabe bien, ahora ya lo duda.
La idea fue suya; no quería una relación seria con él. El atarse poco después de saberse libre, de sentirse libre  no le gustaba.
Él la conoció en una búsqueda de alguien con quien compartir su vida, ella le conoció sin deseo de comprometerse con nadie.
Él acepto de mal grado el acuerdo y ella se sintió bien de no perderle.
Él decía que no le hacía falta nadie más que ella para ser feliz aunque le doliese compartirla, ella simplemente siguió su vida como hasta el momento en que le conoció.
Él le era fiel le decía, ella... se sentía culpable cada vez que se iba con otro, hasta el punto de no poderse dejar llevar ya por ese espíritu de libertad del que se creía dueña.
Él le dejaba su espacio para no agobiarla, ella quería que cada vez le llenase más ese espacio que ya sentía vacío.
Da mil vueltas en la cama.
Sabe que no tiene derecho a sentirse así, que no puede exigir lo que ella no está dispuesta a dar, que tiene que respetar la relación abierta  que habían acordado, que tiene que sentirse tranquila de compartirlo, que no se aman, aunque se quieren, que no tiene que ser suyo nada más que en los momentos en que están juntos... que ella ya no sabe si es gaviota de mar adentro o de orilla...
Da mil vueltas en la cama.
Sabe que estuvo con otra, aunque no se lo dijo. Lo sabe porque le sabe leer aunque  no quiera leer. Lo sabe porque lo sabe y da mil vueltas en la cama con dolor de estómago y las entrañas encogidas. Y no tiene derecho a exigir, ni a pedir más, ni a decir nada, pero se agarra el estómago mientras se siente traicionada, mientras le duele la imagen de sus manos en el cuerpo de otra, el saberse compartida, aunque él no se lo dijese como ella le había pedido, y no saber el por qué de pedirle eso, si el acuerdo salió de ella y él quería más que una relación abierta... relación abierta... piensa...piensa si está preparada para una relación abierta cuando no es capaz de irse con otros y le hace  daño la idea de que el se haya ido con otra...relación abierta... y no puede, no debe, no quiere, no, no quiere sentirse así, no... no se entiende mientras da mil vueltas en la cama...

Foto: Carmela

16 comentarios:

RELTIH dijo...

UFFFFF, TU RELATO ME ARRASTRÓ!!!

Viejo galeón dijo...

Perdón por plagiar a Reltih,"UFFFFF,TU RELATO ME ARRASTRÓ".

Carmela dijo...

Y tu fuerza me arrastra a mi Reltih
Un bico muy muy grande.

Carmela dijo...

Viejo galeón... llora la sirena perdida en el gran océano.
Ya no tiene cubierta en donde descansar, en donde cerrar los ojos y olvidarse de tantas cosas...
Pero un día apareces en el horizonte perdido y ella sonríe... aunque sea para que te arrastre mi relato y sé que lo hizo :)
Biquiños muy grandes y a intentar ser feliz... como se pueda.

Abuela Ciber dijo...

El fuego...quema.

Cariños

Juan Carlos Ortega dijo...

¿No se aman?
Entonces ¿qué es el amor?

Según avanzaba me iba enganchando más, hasta el punto de que tuve que releer el principio después de acabar.

Buen relato.

Una sonrisa.

Carmela dijo...

Abu, sabias palabras. Mejor escapar de él verdad?
Un biquiño

Carmela dijo...

Juán Carlos, creo que ni ella ni él saben lo que sienten, si hay diferencia entre quererse o amarse.
Ni saben lo que quieren, porque no quieren compartirse ni compromenterse...
Quizás esta relación está condenada a acabar, o quizás salga algo grande de ahí... aunque creo que ella no espera mucho de la vida ya...
Bicos muy grandes meniño.

Rebecca dijo...

hola Carmela,
un dilema enorme!!
esa pasión sentida sin ser amor suele ocurrir.
Ojalá que si viene la despedida, que no sea dura y cruel..

un abrazo^^

Carmela, me voy de vacaciones, me despido directamente de ti porque recibo tus posts a traves de feedburner. Maravillosa idea esta del feedburner. Si no vengo en Julio, lo haré en Agosto. Cuídate y feliz Julio!

un beso^^

Carmela dijo...

Rebecca, no sé si suele ocurrir o no, pero a la protagonista de este relato si jajaja.
Disfruta de tus vacaciones lo mejor posible, te lo dice una que no sabe lo que son.
Biquiños muy grandes para ti meniña.

Toni dijo...

Ya nos dirá cada dia como enfrentarnos a nuestras relaciones...
Porque lo planeado, suele salir mal.
Nuestros sentimientos están en continuo movimiento, como la cama a la que se siente atada nuestra protagonista....
Un beso cielo.

Salu2

Carmela dijo...

Toni, los sentimientos cambian, desde luego, tanto como que se pueden acabar, o aumentar... o simplemente no sentir nada.
Nuestra protagonista creo que quiso no sentirse atada y al final pues hasta le gusta sentirse así.
Quería ser libre.. pero igual le gusta no serlo tanto... o ser libre pero para una persona.
En este caso, le salió mal o bien, según se mire jajaja.
Bicos fermoso doncel.

Jaumerei dijo...

Al perro del hortelano le suele suceder eso, ni come ni deja comer, hasta que se muere de hambre.

Se feliz meniña, bicos calidos y humedos

Joakim Antonio dijo...

De hecho, ellos saben lo que sienten, pero deben aceptar el sentimiento.

Bicos

Carmela dijo...

Jaume mio, me poeta favorito.. que me saltó el corazón al leerte hoy.
Pues... puede ser ese sentimiento?
Un biquiño cálido y húmedo como siempre meniño. Querote.

Carmela dijo...

Joakim, difícil llegar a un acuerdo, cuando no lo tienen claro no?
Se quieren, si, se quieren, pero hay tantas cosas que al llegar a ciertas edades nos hacen egoístas y un poco rarillos, no?
Un biquiño meniño.