jueves, 30 de abril de 2015

BURBUJA



No puede pensar, no puede hablar, no puede llorar.
Otra vez se siente enredada en la telaraña.
Se deja liar con el primer hilo aunque sabe que no parará hasta que la envuelva por completo.
¿Por qué querer parar lo imparable?, ¿Por qué intentar cortar lo imposible de cortar?
Lo que tiene que pasar pasará y por mucho que se le quiera poner la zancadilla al destino, será éste el que gane siempre y ella será la que caiga de nuevo.
No aprende por muchos golpes que lleve.
Y ahora no puede pensar, ni hablar, ni llorar. Y se encoge y vuelve a desear hacerse pequeñita, y cada vez más pequeñita hasta llegar a desaparecer.


2 comentarios:

ViejoGaleón dijo...

Tu antimateria siempre sabrá que no puede pensar, ni hablar, ni llorar,no solloces sirenita sin cola.

Carmela Leiro dijo...

Ay ViejoGaleón.. cuánto tiempo sin saber de ti.
Esta sirena estaba perdida sin tu timón.
Un biquiño muy grande cariño.