miércoles, 25 de julio de 2012

EL ALCOHOLIMETRO



Lo mira sonriente... !ya no habrá disculpa!
No le podrá mentir más.
Eso de llegar a las tantas de la noche oliendo a alcohol y negándole que es cierto... que se piensa que es tonta, !que la parieron ayer!
Le costó huir de la poli de tráfico, eso si.
Que la mandaron parar para soplar y ella, al ver el invento !Genial!
Sacó boquilla, cogió aparato y aceleró sin pensarlo más.
Se quedaron con la boca abierta y cuando reaccionaron ya ella se había metido por aquellos caminos de tierra que solo los paisanos sabían que existían y por donde salían..., que ella era muy lista  !se lo decía su madre!
Ahora espera impaciente la llegada del almendruco... que sí, que le verá la cara cuando ya no pueda mentirla más, que sí, que le verá la cara !Ja!

Foto: Nélida

6 comentarios:

etxegoyen dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
etxegoyen dijo...

Eres genial, compañera. Esa vena tuya, entre canalla y comediante... aissssssss... ¡quién la tuviera tan guapa!!!

Jaumerei dijo...

Oñis has sacado del baul a la vieja meiga?,pero esta muy bien hacerte con un alcoholimetro antiorujo.
Bicos meniña , ya sabes:-)

pijoaparte dijo...

saludos meiga, mucho tiempo sin saber de ti.
un abrazo, el cuento me encanto

joan

Carmela dijo...

Pijoaparte? Ahora investigo quien eres pues seguro que tanto tiempo sin saber de mi como yo de ti jajaja.
Un bico de todas formas Xoan?
Oño! Bicos gamberrooooooooooooo

Rebecca dijo...

hola Carmela,
ni que le diga cien mentiras! - el alcohol se huele a millas cuando se ha tomado!..^^
Buen escrito

un abrazo^^