sábado, 21 de enero de 2012

LO QUE DE VERDAD ES MÍO




No me interesa que me devuelvas, 
ni esa cazadora, ni ese mechero...
Quiero que me devuelvas mis besos,
mis abrazos, mis te quieros,
mis caricias de amor,
los paseos por la playa,
mi mano cogida a la tuya,
mis noches de entrega,
mis sudores, mis salibas mis flujos,
mis despertares y amaneceres a tu lado,
mis ven, mis voy, mis aquí estoy
mis miradas robadas, 
mis deseos ocultos,
las esperanzas perdidas,
las risas compartidas
y las lágrimas que aún no cayeron por mis mejillas.
Después te puedes alejar,
habiéndome devuelto lo que de verdad es mío.

Foto: Carmela

12 comentarios:

Anna Jorba Ricart dijo...

Precioso poema que he leido en microrelatista...
Cuando sientes que te han "robado" lo tuyo...el vacio que se siente es intenso...lo que hay que hacer es no bajar la guardia y menos para repetir pautas...
Me ha gustado mucho este poema.
Recibe mi saludo.

Toni dijo...

Si te devuelve todo lo que le pides...se desvanecerá.
Me encanta este post.
Un beso.

Salu2

El intimista secreto dijo...

Y con cuánta ilusión se da todo eso, ¿verdad?, pero no son retornables, por desgracia.
Besazos.

Verónica dijo...

¡Bellísimo, Carmela! ay si esas cosas se pudiesen devolver (en muchas ocasiones) serían como dice una amiga la pera limonera.
Un beso, feliz semana que empieza

Rebecca dijo...

hola Carmela,
Dixit!
asi has dicho y así lo hará!

un abrazo^^

Jaumerei dijo...

Devuelveme el rosario de mi madre y quedate con todo lo demas.:-)
Todo lo dí sin importarme.
Precioso Carmelilla, bicos calidos y humedos meniña

Carmela dijo...

Anna, un saludo y biquiños muy grandes cariño.

Carmela dijo...

Toni... no es lo mejor? el que desaparezca? No sé que responder amigo.
Bicos grandes mi niño.

Carmela dijo...

El intimista... son rentables cuando se dan, pero no cuando no son correspondidos.
Bicos meniño

Carmela dijo...

Veronica, pero no lo pueden devolver... se lo quedan para ellos.
Biquiños guapetona.

Carmela dijo...

Rebecca.. guay jajaja.
Bicos grandotes.

Carmela dijo...

Ains Jaumerei, mi poeta preferido... mi madre se lo llevó con ella.. jajaja.
Bicos cálidos y húmedos como siempre.