miércoles, 16 de noviembre de 2011

DAME SEGURIDAD


Pasa su vida como película de mil rollos de negativos, pero en todos la misma imágen; siempre intentando guardar el equilibrio.
No sabe lo que quiere o sí sabe lo que quiere, pero teme dar el paso y caer en el vacío como tantas veces le ha sucedido.
Mujer antes apasionada, mujer antes osada, mujer antes luchadora y... mujer fracasada ahora, mira con miedo hacia abajo temiendo, mientras su cuerpo tambalea como caña mecida por el viento.
Le han pedido que dé el paso, que la recogerán unos brazos, pero teme que los brazos no aparezcan y con su nueva caída, sea aún más duro el fracaso.
Sus miedos ahogan su garganta y teme gritarle que se acerque un poco más, despacio, hasta que los sienta tan cerca que ya no tenga que volver a dudar... pero no la escuchan o no la quieren escuchar y el temor la atenaza más aún, porque el miedo logra que su cuerpo luche contra las ansias de descansar.

          En pedazos tengo el alma,
          de castillos en el aire,
          que se han caído al vacío,
          tras un soplo de verdad. 

                       Ven a buscarme, que te vea,
                       que sienta el calor que me hará revivir,
                       pero no me pidas, si me amas,
                       que arriesgue mi alma a volverse a morir.

                                           Temo no volver a levantarme,
                                           temo dejarme llevar,
                                           por el dueño de la guadaña,
                                           que tras mi puerta esperándome está.                  

                                                            Sabes mejor que nadie,
                                                            cuanto es mi sufrimiento,
                                                            pues has visto en mis ojos,
                                                            lo perdida que me siento.


                                                                           Acércate un poco más,
                                                                           a mi vera quiero que estés,
                                                                           y solo rescata mi alma,
                                                                           si me amas de verdad.

Foto: Carmela              

12 comentarios:

黄清华 Wong Ching Wah dijo...

A cool piece !

Lola dijo...

Una oda a la confianza.... un empuje a la esperanza

elintimistasecreto dijo...

Con el tiempo, con las caidas, con los amores que ahora son sombras, se va necesitando un parte de seguridad junto a esa parte de pasión. El equilibrio.
Por cierto, me encanta ese equilibrio prosa-verso.
Besos.

Espinar dijo...

Mientras no supere el miedo siempre desconfiara.Muy profundos versos.

Anna Jorba Ricart dijo...

El miedo inutiliza, paraliza y es libre(campa a su aire), hay que mantenerle la rienda corta...
Recibe mis saludos.

ReltiH ReltiH dijo...

MUY INGENIOSO TEXTO.
UN ABRAZO

Carmela dijo...

Merci Wong.
Biquiños.

Carmela dijo...

Un incierto Lola..
Bicos guapa

Carmela dijo...

Mi intimista... que te echaba yo en falta cariño.
Esperemos encontrar el equilibrio algún día.
Bicos guapetón.

Carmela dijo...

Espinar, crees que el miedo se pude llegar a superar?
Bicos meniño.

Carmela dijo...

Anna, el miedo nos domina y hace con nosotros lo que quiere.
Otro biquiño para ti meniña.

Carmela dijo...

Reltih gracias cariño.
Biquiños grandotes poeta.