domingo, 14 de agosto de 2011

INDECISIONES, PARÁLISIS.


Si miras al cielo, las ves siempre dirigirse hacia el este, el oeste, el norte, el sur... empujadas por el viento que les marca el camino a seguir, o la quietud de la espera.
Hoy miré hacia arriba y vi que no siempre es así. Hoy mi mar tranquilo, tan calmo que parecía espejo, reflejaba la lucha del no saber hacia donde ir, la indecisión de un sin fin de vientos que las manejaban a su antojo, mientras ellas, perdidas chocaban entre si, partiéndose en mil líneas, cúmulos sin orden ni sentido.
Y mientras las miraba absorta, desee que no sufrieran el dolor de la indecisión, que no se sintieran perdidas, que... no fueran humanas, asquerosamente humanas...

Pesa su cuerpo sobre la arena, que la piel parece papel de lija. Sus piernas puntales varados en la orilla de barco vencido, sus brazos ramas que el mar arrastra a lo orilla, su cabeza medusa tirada al sol por manos sin escrúpulos.
Pesa tanto su cuerpo que paralizado deja pasar las horas mientras cierra sus ojos dejándose llevar por el no estar, no sentir, no sufrir.
Me acerco sentándome a su lado; sé lo que necesita. 
Solo notar mi presencia y lloran sus ojos agua de mar, que humedece su cabeza medusa-muerta, sus brazos de ramas-secas y sus pies-puntales comienzan a moverse.
Ahora me mira suplicante y yo le abrazo con fuerza. Su cuerpo comienza a temblar y se deja acariciar.
Solo un abrazo, solo una caricia, solo un " estás" obran el milagro del querer desaparecer, al querer vivir.
Costó tan poco... tan poquito...

Foto: Carmela

4 comentarios:

RELTIH dijo...

MUY SENSIBLE TEXTO, CONMUEVE, ME CONMOVIÓ.
BESOS

elintimistasecreto dijo...

Es lo más difícil de saber dar y lo más maravilloso de recibir: un gesto de ternura.
Besos.

Carmela dijo...

Difícil comprensión la de este texto y se notó en los comentarios.
Pero tú nunca fallas... eres tremendo meniño y no me cansaré de darte las gracias por estar aquí meniño.
Biquiños brutales!! jajaja

Carmela dijo...

Elintimista, otro más que comprende de pasiones y necesidades... Si como digo siempre, tenemos tanto en común...
Un bico maloso para ti jajaja